martes, 1 de marzo de 2011

Empezamos hablando del tiempo y acabamos recorriendo la (in)seguridad que nos envuelve. Le digo que tendremos que acabar con el 'in', que la otra es gratis y uno es más libre en ella. Me dice que quién sería él entonces... 'Dejaría de ser yo' apunta.
Y me quedo preguntándome cómo es posible que encontremos precisamente seguridad en ser inseguros. La zona cómoda del asunto. Mejor esto que probarme a otro ritmo. No se está mal del todo aquí, en este medio camino entre la cima y todo lo que hay debajo.
Y sigo con mis preguntas. Ganancias derivadas las llaman. Puede que no gane mucho, pero no estoy dispuesto a enfrentarme al riesgo que supondría hacer de mí a alguien mejor, porque y si es muy duro emprender el rumbo? No es inquietante?

1 comentario:

Minuet dijo...

Acabar con el "in", buena idea..por tanto seria "IN"-quietante.. eso es, y si la clave está en quedarse un poco "quieta", sin esperar, sin especular, sin desear tantas cosas.. voy a ser algo jodida en esto, pero lo hago con cariño, lo sabes, ahí te mando esta frase para que en este punto medio, cómodo y "seguro", entra la cima y lo de abajo, pienses..."quien mucho abarca poco aprieta"....

Vete pillando un ocho, unos pioles, cintas express y clampones, porque es, ese punto medio en el que estás, donde igual deberías quedarte QUIETA un tiempo.. ¿OK?

Muachhhhhhhh, alpinista de fondo. ;)