miércoles, 2 de marzo de 2011

Desentendiéndome del frío, de las ganas, de los deseos metidos a presión en el bolso que me cuelgo cada jodido día al hombro. Lloviendo mentiras con olor canela, espasmos venidos a menos, orgasmos rebuscados entre rejas. Quiero ser libre. Stop. Cuneta a la derecha, abismo a la izquierda.
Maldita línea ínfima llamada presente. A veces se me olvida que no soy equilibrista.
Vale, haré un master.

2 comentarios:

Minuet dijo...

no..no hagas un master, simplemente pierde el equilibrio por una vez, y analiza que tal, vale?

Besos sin red
PD: te noto ausente...te echo de menos

Nebroa dijo...

Minu... Perder el equilibrio está, a veces, en las antípodas de mí...