domingo, 27 de febrero de 2011

Uvedoble

Tengo ganas de verte, no sé si para estrujarte o para darte puñetazos. Porque te odio por decirme lo que me has dicho, pero te quiero por todo eso que nos hemos dicho siempre. Y creo que hasta lloraría si te viera esta tarde. Y a la vez pondría esa cara de enfadica con la piel de en medio de las cejas arrugada hasta que me doliese. Y tú en silencio, como ahora, y yo a gritos, como siempre. Y yo callada mirándote, y tú mirando al sol que se ha ido de nuestro domingo. Y hablar. O no decir nada. Y hacer como si no hubiera pasado. Como si aun te gustase como soy y a mí se me olvidara que a veces eres juez y parte de mi vida. Verte. Tengo ganas de verte. Tú no?

2 comentarios:

Cerocero dijo...

dicho asi..quien no puede tener ganas de verte? =)

Nebroa dijo...

Él. Él no tiene ganas de verme...