martes, 15 de febrero de 2011

Ni sí ni no ni todo lo contrario

Me dijo que su nivel de felicidad poco tenía que ver con su nivel de autoestima. Y yo debatí al instante. Contrarias mis ideas. En el otro extremo mis pensamientos. Y han ido pasando los días y me preguntaba... tendrá razón? Yo creo que va plenamente ligada, la sensación de ser feliz la tiene uno mismo, si uno mismo no se quiere, no se gusta, no se bla bla bla, cómo vas a poder albergar dentro el tremebundo estado de felicidad del que hablamos?... Pero aun así, hoy, siete mil días después, pienso que... quizá en algunos momentos pueda tener razón. O no. Creo que, como en todo, como casi siempre, ambas verdades pueden ser ciertas. Aunque sean contrarias.

10 comentarios:

Paolo Futre dijo...

La felicidad se puede encontrar en el camino que hacemos buscándonos.

Nebroa dijo...

Cierto. Pero partes de una valoración negativa hacia ti mismo? Si es así, vas encontrando la felicidad o es al final del camino cuando dices: oh, vaya, fui feliz. O lo sabías durante? Se me entiende?

Paolo Futre dijo...

La meta no es lo importante,lo es el camino, y en el está la felicidad,y te vas dando cuanta en alguno de lso pasos que das.Entonces,en ese momento, te detienes y lo respiras,lo vives.Y luego sigues caminando,porque pasos mas adelante tendrás que volver a detenerte a sentirlo

PazzaP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PazzaP dijo...

Buena metáfora, Futre. Detenerte a darte cuenta de que lo sientes como una certeza, porque si en tu caminar no lo vas respirando, mal podrás hacerlo cuando te detengas, en tanto estarás muerto por falta de aire.

Muy buena entrada, Nebroa.
Un broche toda ella. Hay tesis, antítesis y síntesis en poco más de diez líneas.

Ambas verdades pueden ser ciertas. Aunque sean contrarias.
Yo aún diría más: precisamente porque son contarias, ambas son ciertas.

Al fin y al cabo este es un mundo de opuestos. Rechazar uno es reforzar el contrario. Sabiendo al tiempo, que ninguno de los dos es nada sin el otro.

Una vez que entiendes todo esto dejas de cuestionarte tu estima propia y te vives al pairo de las olas.

Buena jornada de surf. :)

Nebroa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Futre, como tantas veces. El camino, y no tanto lo que encontrarás al llegar, que ni siquiera sabemos qué será. Vale, sí. Pero la cuestión es si es necesaria una cierta estima de quién somos y si estamos o no en el mismo oleaje. El odio a uno mismo creo que está fuera del camino de la felicidad, sea durante, al principio o al término. Quizá nos tengamos en pequeña valía, pero simplemente el hecho de comenzar a buscarnos y comprendernos es ya un síntoma claro de que amamos lo que somos, si no, para qué íbamos a emprender esa ruta...
Y sí, Paz, sí... ciertas por opuestas. Por los extremos del péndulo. Porque es lo único que hay. Surfear ;)
Eso sí... Dejar de cuestionarme la estima propia es algo de lo que creo que aun estoy lejos...

Murcia dijo...

Me gusta mucho leerte Nebroa.. rato ya que te sigo pero no me unia a tus orilleros :) Y te cuento que hoy me hice mi blog me va a encantar que vos y tus amigos se unan para comentar algo..

http://atientasmurcia.blogspot.com/

Nebroa dijo...

Allí que estaré!
Y cómo es eso de llamarse Murcia no siendo de aquí!? :)

mi dijo...

jajaja!! he escrito una respuesta de medio folio y mientras tanto iba planteándomelo y he cambiado de opinión siete veces. Voy a meditar!jajaja!
Mientras quiérete :)

Nebroa dijo...

Ya no se me olvida quererme... Aunque a veces disimule :)
Y que sea la última vez que borras lo escritooo!