lunes, 28 de febrero de 2011

El sentido de mi vida siempre fue buscarle el sentido a mi vida

Llegan los cambios si así te lo propones. Hacer, actuar, llevarte por el camino escogido para conseguir según qué. No olvidar que el presente es lo único que tienes. Pero que precisamente él te lleva donde deseas. Guiarte. Cogerte de la mano y arrastrarte por el aire hacia donde escojas. Comprometerte con lo elegido. Disfrutar mientras. Durante. En. Aquí. Conducir. Unir tus manos al volante aunque el motor lo arranque la vida. Pasear. Llevar los pies a la senda adecuada. La que tú quieras. Esa. Y si por ahí no es, seguir probando, ensayando. Y si cometes un error, perdonarte. Y volver a empezar. No ceder a lo que se le ocurre a tu mente. Volverte más tú que nunca. No tu mente, no, tú. Qué piensas y por qué lo piensas. Escribir. Leerte por las noches. Qué te estás contando? hacia dónde vas? Ponerte en el sitio correcto. Bailar. Ir hacia allí sin olvidar que es aquí donde estás ahora. Escoger.

4 comentarios:

Daniel Rioja dijo...

Los cambios son fundamentales, es lo que nos hace sentir vivos.

Un saludo!

Nebroa dijo...

Brindemos pues!
Sobretodo por los cambios inducidos por uno mismo!

PazzaP dijo...

Es que inducidos por otros no son cambios reales. Si no, que se lo pregunten a nuestras contradicciones.

No voy a repetírtelo, pero estás tan guapa que parece que ya sea primavera en ti. :)

Besomamón.

Nebroa dijo...

Paz, eso digo yo, que vive la primavera en mí, cómo decía Benedetti? Pueden arrancarnos las flores pero no podrán con la primavera! Era algo así, no?
Los cambios vienen de contradicciones? He entendido eso? A veces vienen cuando precisamente nos hemos indicado bien, no?