sábado, 5 de febrero de 2011

Cuando escribes un trocito de texto, y unes palabras y les das una mini-forma del tamaño de un huesito, a veces, por extraño que parezca, algún ser humano te dice que podrías escribir un libro... sic... silencio... mmm... Y claro, tú dices: Es como si a mi padre, cuando hace alguna chapuza en casa, alguien le dijese 'por qué no construyes una catedral'?
Pues eso. A veces debería dedicarme a aprender el Fa en la guitarra. Y dejar de decir tonterías

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Escribir un libro no es difícil. Lo realmente complicado es escribir un buen libro. Tu padre no dispondría de las herramientas precisas para hacer una catedral. Necesitaría, además, ayuda de otra gente. Cualquier persona puede escribir un libro porque no necesita a nadie y porque las herramientas son las palabras, esos milagros asumidos que tú, Nebroa, sabes usar con maestría. Tu ejemplo no me parece bueno, y creo que en el fondo deseas escribir un libro. Si te da vértigo nosotros te ponemos una red debajo.
H.

codeman dijo...

estoy de acuerdo, para más de un libro ya tienes. Algún día, euromillon por medio, hablaremos de derechos y editoriales.

Que es un negocio muy caro. pero tu material es bueno, muy bueno.

Nebroa dijo...

Señor Hache, yo no quiero escribir un libro, para hacerlo tienes que tener algo que contar, unidad, concretar, definir. Y a mí me vuelan las ideas y todas están sin atar. Me gustaría? Es conveniente saber que detrás de una obra así hay una inmenso trabajo, de investigación, de información, de observación y análisis, que no sé si soy capaz de llevar a cabo. Sí, supongo, como usted o cualquiera, la pregunta es si eso es lo que quiero. O si me gusta soltar, esbozar, verbalizar lo que me arde dentro y con esto, veo cerrado el círculo con determinada satisfacción personal...
Gracias por los piropos escondidos entre las líneas, mi supuesta maestría y su red de regalo para la caída.
Debería seguir tocando la guitarra también, no? y luego contarlo, por ejemplo. Le parece bien?

Nebroa dijo...

codeman, la realidad es que al asistir al taller aprendes muchas cosas. Muchas que cuando uno se sienta enfrente de un trozo de color blanco no piensa. Sólo suelta, en mi caso. Para llevar eso a una profesión, con seriedad, con tesón, firmeza y ahínco, hay mil millones de espacios sin rellenar, que sólo el trabajo personal consigue. Se aprende a escribir escribiendo, como decía no sé quién (vers? aquí también tengo un déficit enorme). Para contar, llegar y tocar los ojos de otro hacen falta muchas cosas, que se aprenden, en contra de lo que piensan muchos, que es como un 'don'. Quizá haya algo de impronta personal, pero dicen que puede formarse un escritor. Que no naces. Y eso me digo hoy mismo, sólo estoy en las afueras de los suburbios... Pero agradezco el gesto que, como sabes, hoy me viene especialmente bien...

Minuet dijo...

Nebri, igual debes tocar la guitarra, ¿pq no?, ya tienes tu primera fan, ahora, sigue escribiendo por favor,..si no es algo tan grande como un libro, sigue con esto..¿a mi me vale y a ti?..
ahora bien, igual las catedrales parecen mas difíciles de construir de lo que son..¿no lo has pensado amiga?.... "tu eres tu propia meta"...

Buenas noches..de una loca noctambula, solitaria, que le encanta leerte.... y si tocas la guitarra, le encantará bailar tu son....Bsos de chocolate y buñuelos

Nebroa dijo...

No dejaré este antro, ya sabes, recipiente de miserias y demás malestares. Si no lo vuelco aquí, se me queda dentro, y no, no es bueno!
Buñuelos... dios, he vuelto a salivar

Cerocero dijo...

y porque no, mejor, sigues escribiendo y empiazas a afinar la guitarra? Yo apuesto por las dos cosas

PazzaP dijo...

Nada, que te veo componiendo canciones y tocándolas con tu guitarra mientras un novio con voz de Bruce, o de Quiqué, qué sé yo, las interpreta.

Os veo actuando por los pubs y pasándotelo como te gusta más de lo que puedes soportar, así cuando te desbordes, te vienes otro ratito a la calma mientras te inventas otro puñado de canciones.

Huy, la pila de cosas que veo...

Nebroa dijo...

cero, supongo que no quiero/puedo dejar de hacer ninguna! :)


Paz... jajaja... Voy a ponerme a ver yo también, a ver qué tal!