viernes, 25 de febrero de 2011

Creando irrealidad

Que te esperen haciéndote la cena, que lo veas de espaldas mirando cómo pierde el color carmín la carne de la tienda del fondo, una copa de vino esperándote en la mesa, que te sugiera cortar el parmesano como a él le gusta. Dejar las llaves en el mueble de la entrada y que el sonido le atraviese las ganas de besarte. Que dejes de estar cansada cuando te invite a bailar sin música. Y mirar. Y escuchar. Y respirar con el ruido del aceite en el fondo de la rutina. Y ser feliz porque sí.
Aunque sea en la imaginación.

5 comentarios:

dale calor dijo...

Y si fuera lo irreal lo real, si no habeis visto os recomiendo "origen" de Leonardo di Caprio que da como para pensar en cosas sobre realidad y sueños. Saludos

http://dalecalor.blogspot.com

E dijo...

Precioso....
Mejor en la realidad, aunque sea futura, que en la imaginación.
Lucha por ello, sigue siendo como eres, llegará....tiene que llegar.

Nebroa dijo...

Cálido! Vi Origen, me gustan esas cosas, las que me motivan a darle vueltas a esta vida. Lo escondido y lo que vemos. O lo real o lo que se nos muestra... Hola!


E... Ya sabías la mitad de la historias. Ya sé que la realidad es mejor que la imaginación, pero puestos a no tenerla, me recreo en esos momentos. Cuando llegue te llamaré para invitarte a vino :)

Cerocero dijo...

pero... eso no es irreal,,,es lo siguientee!!

Nebroa dijo...

jajaja qué ánimo Cero! La madre que te parió!