viernes, 28 de enero de 2011

Yo sólo quería dormir la siesta.
Una de esas que no se duermen.
Contigo.
Como no estás quería dormir normal.
Con huelga de párpados caídos y sin pensar.
Se me han empezado a abrir los ojos como platos de restaurante moderno.
Y nada.
Que no hay manera.
Sin ti.

5 comentarios:

Zara dijo...

Yo al revés. Las siestas con él nunca las dormía. Siempre me quedaba mirándolo.

Nebroa dijo...

Pero entonces no es al revés, es muy parecido!

Zara dijo...

yaaaaa, me he dao cuenta cuando ya lo habia enviado! ajajajjajaja

MK42 dijo...

Joder, Ne, cada día entiendo mejor por qué me enganché a tu blog, a tu vida. Seduces con cada palabra.

Mil besos.

Nebroa dijo...

Zara, era como:
No quiero dormir si estás y no puedo dormir si no apareces
Así sí está más claro, eh?

Eme... Seducción. Cómo me gusta que veas eso en mí. Aunque bien sabes que si lo ves es porque a ti se te desborda. Beso.