domingo, 16 de enero de 2011

Ya no tengo más ganas de girar. Supongo que todos los escenarios tienen bordes que llevan al vacío o al silencio, donde se terminan las melodías, las canciones y las danzas que insinúan buscar el cielo. Que le den al mundo que no quiere bailar conmigo, me inventaré otro, y después otro más. Voy a redondear mis días, convertir los extremos punzantes en burbujas cristalinas que me posean, metidita dentro con todo el sol en la nuca. Los que miren, los que quieran, los que regalen, los que cuenten, esos dentro. Todos los demás un poco más lejos, que de espinas ya tengo el alma troceada. Tráeme flores aunque nunca me las traigas, pero no me des silencios tan largos porque... Mmm... o no! ha sido perfecto, al fin y al cabo sólo así, por fin, he podido entenderlo

2 comentarios:

Minuet dijo...

¿Hablas de mi? da miedo tanta empatía, da miedo toda esta mierda..da miedo..... tus palabras podría haberlas escrito yo, tus sentimientos, idénticos a los míos, me ahogan ahora...todo eso, igual, en otra hora, en otro lugar, por otras causas...pero IGUAL...

Besos Nebri, cada vez más desesperados como veo.... hoy no quiero chocolate, ni tu, supongo....

Nebroa dijo...

Minu, el chocolate siempre. Siempre que queramos salir de este laberinto en el que parece que solas nos metimos. Y si así fue, salgamos solas también de él. Rodeadas de lo mejor y no de lo mediocre, que de eso ya estamos hartas. Tú también, no?
Supongo que sin distintos casos, y diferentes causas, pero qué más da? creo que ambas estamos en el punto que dice: 'todo indica que debes retirarte'. Pues eso, retirémonos de estos lugares y sigamos buscando otros que nos hagan sonreír.
Besos, abrazos largos...