lunes, 10 de enero de 2011

Volvimos a mirarnos como sólo nos miramos nosotros, sin una sola palabra en medio de nuestros labios, no es que callemos, es que no tenemos nada que decirnos

8 comentarios:

Minuet dijo...

.."no es que callemos, es q no tenemos nada que decirnos".... no sé si me suena bonito o tristemente cierto....

Besos de chocolate...

Sese dijo...

esas son las mejores conversaciones

silvo dijo...

Creo que es más bien que os lo decís todo, con lo precioso que es cuando es la fuerza de la ilusión la que "no habla", quizás sea haber "no hablado" así lo que hace que estremos ansiosos por el regreso de ese "no diálogo", besos Nebroa

AN... dijo...

UFFF QUE JODIDO ES ESO ...A MI LOS SILENCIOS ME MATAN .

PazzaP dijo...

Habla el corazón.
A saber lo que dirá...

El silencio y otras palabras dijo...

El "no tenemos nada que decirnos" es matador... ¿o es quizás que no hay nada que puedas decir que no sepa ya? En cualquier caso, esas miradas son las que hacen posible que el tiempo se detenga.

codeman dijo...

vacio............... duele¡¡¡¡¡.

Nebroa dijo...

Minu... tristemente cierto. Y vacío

Sese, las que transmiten de todo sí, las que no llevan nada, no!

Silvo, en otros casos sí, pero este en concreto no era ilusión, ni silencio, ni ausencia de sonidos. Era 'nada'.

An, a mí me gustan muchísimo los silencios que hablan, ya te diré la diferencia, pero éstos, los que no dejan colarse ni siquiera una brisa de un algo, esos no me gustan. No por incómodos, sí por aburridos

Pazz... el corazón no jugaba a mirar esta vez. Estaba en otro lugar, lejísimos!

Silencio, era la primera opción, nada que esbozar, ni susurrar. Lo otro? lo otro es sublime.

Codeman, no siempre. Hay vacíos que de tan pequeños no dejan ni una señal