sábado, 29 de enero de 2011

A veces se vuelve todo tan extraño que acabas por preguntarte si no será que todo es normal y eres tú la que lleva dentro infinitas rarezas.
O abres los ojos y no reconoces nada.
O quizá sólo es que necesitas dormir más. O dormir, simplemente.

3 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

Y si todo fuera un sueño!!! y si tu cielo fuera mi tierra, o tu tierra mi cielo>!>!>!>!
un abrazo

PazzaP dijo...

Un poco de todo, querida Nebroa: un cóctel de naturalidad, que se opaca con la normalidad y que en el intento personal de aclararlo se destilan infinitas rarezas.

Sí, dormir simplemente. Repararte y despejar el humo de la desidia.

Cerocero dijo...

(8) ya no sé si el mundo está al revés o soy yo quien está cabeza abajo(8)
yo apuesto a que es el mundo...no podemos ser todos raros..no crees?