jueves, 20 de enero de 2011

A veces amo profundamente a Quique González.
El resto lo hago de manera obsesiva


7 comentarios:

Ra dijo...

Oh, sí.

Zara dijo...

yo estoy empezando a escucharlo ahora.
Es que, joder, mi hermana me satura con tanto músico, la hostia, no me deja en paz.
Y claro, pongo en el spotify Quique González y me salen 8093854028949832648723649027350283 discos.
Voy por partes. JAJAJAJAJJA
pero me gusta mucho.

Nebroa dijo...

Babeamos demasiado ra!! :)

Zara, te enganchará. Así le pasó a tu hermanísima. Iba escuchando canciones sueltas en el coche, luego en casa, hasta que cayó rendida a sus pezuñas!
Los otros músicos que te presenta tu hermana hazme el favor de preguntarle si vienen de mi parte o no. Si vienen de mi parte los escuchas, los que sean creación de ella, ni puto caso! jajaja

El silencio y otras palabras dijo...

Pues yo no conocí a Quique hasta que descubrí tu blog, y ahora viene conmigo cada mañana a trabajar, asi que se acuesta contigo y amanece conmigo ¡bien repartido! jajajajaaj

Nebroa dijo...

No sabes lo orgullosísiisisisisisima que me siento de mí misma al haber llevado a tu vida un Quique!!! :)
Me parece perfectísima la parte de tu plan que dice que Quique se acuesta conmigo! jajaj

La Abela dijo...

Llevaba tiempo sin visitarte y veo que sigues adicta a la buena música de cualquier tiempo, Saludos

Nebroa dijo...

Abela! Hola :)... Adicta a la música! me gusta eso!