martes, 11 de enero de 2011

Que dentro del hielo no puedo vivir nadie

Yo te persigo y tú me buscas
Tú no hablas y yo me muestro
Tu silencio, mis sueños
Tú en Madrid, yo en los suburbios.
Cantas y escribo,
piensas y observo,
analizo y escondes.
Tú llamas y yo me asomo,
te sueño y me provocas,
te reto y me olvidas.
O me piensas y te recuerdo.
Yo el verano, tú pleno invierno.
Tú, lluvia y yo, verde.
Mis bromas y tus no te entiendo.
Tú norte y el mío... que ha llegado a ser nuestro.
Un territorio donde ya no habitamos.

3 comentarios:

Minuet dijo...

Bravo.....

gora dijo...

Me encanta...

Nebroa dijo...

Gracias...
Es duro que sea real. Pero megusta relatarlo, para no olvidarme de dónde están los inviernos :)