sábado, 15 de enero de 2011

Pasará. Aunque sea socorrido y cutre recurrir al futuro que no ha llegado para escapar de este rato. Lo sé, que te hablo y aunque crea en lo que digo, escucho la debilidad de las palabras un poquito antes de pronunciarlas. Pero te grito, y hasta las repito, a ver si así el halo de tenue verdad se nos esfuma por orden y gracia del sonido repetitivo y constante. Vuelo contigo allí, a pasado mañana, aunque se llame mes siguiente, para meter debajo de tu sombrero a todas las mujeres que te esperan en las bocas de metro que ahora frecuentas. Y te meto en los bolsillos unas cuentas vidas que ahora parecen ajenas, para que las hagas tuyas y te las quedes. La que trabajará, la que paseará, la que bailará, la que cantará de madrugada el 'como yo te amo' justo en el instante en el que cierren todos los bares. Mañana, sucederá mañana, aunque ambas nos llamemos 'mariprisas' y lo de esperar no se nos de nada bien. Anda, respira un rato, o te coges mañana el tren que te acerque el aire o yo te llevo un huracán dentro de cuatro días. Pasará. El tren y yo pasaremos... y hasta la que hoy no tiene nariz para inspirar también se irá.

4 comentarios:

gora dijo...

Los momentos estos en los que todo pierde el sentido... deberían estar prohibidos... si los dejáramos a su libre albedrío... pero aunque esté la cosa esa dentro, ya respiro un poco mejor.
Gracias...
¿Te he dicho ya que te quiero? :)

Cerocero dijo...

impacientee!!

Minuet dijo...

"Pasará"..!madre mía Nebri! parece que lo hubieses escrito pensando en lo que necesito... Estoy deseando que pase, si, soy "mariprisas",pero es que, duele mucho... y lo del tren que trae el aire...me encantó.. lo esperaré mirando en el andén y respiraré de cada uno de su vagones...y sino, tráeme el huracán contigo...

Besos, que como pasarán, por eso te los mando fuertes...

Catalina dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me quedo... a ver si voy revisándolo. Un beso