sábado, 22 de enero de 2011

Hoy la mitad de cosas son distintas a las de ayer, la otra mitad es parecida, pero tampoco igual. Como yo, que nunca volveré a ser la misma que la que respiraba en el instante anterior. En eso me escondo muchas veces, me alío con el constante cambio al que nos somete la vida y me refugio de los dolores y las penas que se balancean a mi lado con cierta frecuencia. Me resguardo del frío que dejan algunos presentes, sabiendo que pasarán. Que ahora lloro por unos ojos, o me lamento por la cerveza fría que no pude tomarme, o pataleo al mirar el sobre de dinero que tengo escondido debajo del cojín, tan vacío como algunos de los ratos que vivo. Y entonces me voy al papel amarillo colgado en el corcho de la izquierda donde un día escribí que lo único constante es el cambio, y lo releo tantas veces que hasta las letras que delimitan la idea se transforman en mayúsculas, cambian de color, se inclinan y bailan. Y al saber que nada permanece, que todo fluye y que nada se queda inmóvil, mis pies empiezan a pesar menos, muevo las alas más fácilmente y una gran parte del lastre se desvanece. Tiene su punto triste. Y el alegre también. Y bueno... ahora mismo es que no sé con cuál quedarme

6 comentarios:

Gaearon dijo...

Pudiendo elegir, yo creo que siempre se debe escoger el alegre. ¿O acaso en el triste ves el punto que realmente te pudiera llegar a atraer?

Besos

Nebroa dijo...

Es evidente Gae, que si es libre el ejercicio de elección, escojamos el alegre. Total, tenemos las mismas. Llevo algunas horas decantándome hacia el lado que mejor combina con lo que, por inercia, le sale a mi cuerpo hoy. Y llevo los minutos de en medio escogiendo la parte alegre que, aunque no encaje a la perfección con las ideas más repetitivas que llevo en la mente, me temo que es lo más correcto. Por el bien de mi boca...

Cerocero dijo...

yo me quedaría con los dos...aunque suene raro

Nebroa dijo...

Creo que es la opción más satisfactoria y real...

Minuet dijo...

Me quedo, si pudiese elegir, con el alegre...ahora bien..hoy no quisiera moverme, ni cambiar, ni por inercia..no quiero movimiento ni cambio alguno.... que se mueva el mundo, yo me apeo hoy.

Besos inamovibles por hoy

Nebroa dijo...

Minu, dime que te has vuelto a subir