miércoles, 12 de enero de 2011

Esta aldea te echa de menos... He salido a por el café de siempre, ya sabes, el de media tarde, que se parece al de media mañana, al de medio día y al de media noche contigo. Se parece, porque ya no es el mismo. Y me preguntan por ti las esquinas, y los kilómetros y hasta mi sofá. El portátil no enciende, la nocilla caducará y los kebab urgentes de las ocho de la noche no sabrán igual. No sé, todo es extraño, porque una suele dejar esta forma salvaje de echar de menos para esos amores urgentes y metidos con calzador en la solapa, no acostumbro a estremecerme por dentro al pensar en una amiga. Para los besos sí, para las caricias también, destinado el recuerdo intenso y doloroso a lo que te digo, al amor de turno que pasa por mi puerta de vez en cuando. Pero tú? yo? Amigas de esas de ponte mi abrigo, déjame tu falda, cuéntame tu vida y no te vayas nunca? Este echar de menos es nuevo, y horrible. Horrible también. Sólo cuatro horas de ausencia y parece que no me va a quedar vida para vivirla con tus risas al lado. No me acostumbro. Ya, lo sé, es imposible acostumbrarse a algo en tan poco tiempo. Pero yo sé que es porque no quiero acostumbrarme, ni echarme en la cara esta verdad oscura que se expande por las curvas. No quiero saber que te has ido. Ni quiero saber que ahora será distinto aunque nosotras seamos las mismas.

6 comentarios:

CM dijo...

Yo, que se de lo que hablas... perfectamente... te digo que es duro y dificil, pero cuando la amistad es tan grande como la que te une a ella (o la que me une a mi con la mía) casi el 90% de las veces la sentirás cerca aunque este a 400 km... Te quiero. Te queremos.

Cerocero dijo...

joder!! que bonito...y triste a la vez

Minuet dijo...

Muaks...más cerca de lo que piensas...

Para dijo...

... :(
Solo puedo decirte una cosa, no quieras acostumbrarte, no lo hagas. Poco mas hoy. Un Beso

El silencio y otras palabras dijo...

Buf... la peor de las distanias... y de veras que te entiendo, porque a veces la amistad es el amor más perfecto y duradero. Un beso.

gora dijo...

Qué difícil se hace.... a veces yo no sé qué hago aquí...en fin...
que te quiero.