domingo, 26 de diciembre de 2010

Tú lo que quieres es no cerrar las puertas, dejármelas entreabiertas por si te da por abrirme una de las veces en las que te golpeo las sienes... Tú lo que quieres es rodearte de bocas que te pongan un piso en el cielo, un grito de fanática de concierto, varios crucigramas resueltos y un final apoteósico. Tú lo que quieres es que no me vaya del todo, que no me separe del todo, que no me aleje del todo, aunque nunca quieras cogerme, aunque nunca quieras escogerme, aunque nunca quieras que sobresalga por tu presente. Que te de vueltas, que te diga anda tonto ven que te entretengo que tú eres el más listo del barrio y ninguna se da cuenta...
Yo juego a creer que no quieres soltarme, que te gusto y que después de tres vueltas de tuerca, te quedarás conmigo dándote cuenta de que soy yo y no las otras la que mejor te lo hace. Juego pero no me miento. Yo quiero quedarme, aunque sea a medias, a tres cuartos, a menos de la mitad del todo... Ahora no tengo otra cosa mejor que hacer que entretenerme

4 comentarios:

Maeve dijo...

A este no le conoceré yo, ¿verdad?

Nebroa dijo...

jajaj me parece que no, pero la definición puede encajar con millones de millones de individuos! Por eso te suena!

KulungueleGirl dijo...

Justo era esto lo que pensaba ahora mismo, después de terminar de hablar con él.
Justo esto y no sabía como decirlo.
Aunque creas que exagero, me ayudas mucho.
Gracias, de verdad. No dejes de escribir.

Nebroa dijo...

Kulun... Que sepas que he decidido dejar de escribir acerca de mí. Esto es, de expresar abiertamente qué me ocurre y cómo lo muevo, cómo lo percibo y cómo siento. Es otra etapa, pero quiero que sepas, también, que mi email está abierto para absolutamente todo lo que quieras contarme, aunque sólo sea un hola...
Sé o intuyo en qué punto estás. Al final el tiempo nos va alejando de aquellas personas que no nos dan lo que queremos. Podemos acelerar el proceso, pero aunque no lo hagamos, la vida, como sea, se encarga de volvernos a situar. No sé cuándo escribí esto, pero ese 'este' ya se alejó, no sé si fui yo decididamente o él con sus silencios, pero ya no duele, ni agota. La vida se va abriendo por otros sitios, siempre, nunca dudes de eso...
Guapa!