miércoles, 1 de diciembre de 2010

Primera fila en un concierto, asiento trasero del descapotable, la última en llegar a mi entierro, la que plancha tus camisas con la espalda sobre la cama, la primera canción que compongas acompañado, los anillos en otras bodas, el amanecer del día que no logramos pegar ojo. Un final de infarto, piano, batería y hammond, y tu armónica detrás de mi nuca... Creer en lo que digo... gritando como él lo hace en el final de Jungleland...


No hay comentarios: