jueves, 16 de diciembre de 2010

No estoy acostumbrada a que me quieran, ni recuerdo cómo hacían para cuidarme. No logro ir a aquel lugar, si es que existía, donde alguien volcaba en mí sus ganas, o que quisiera quererme sólo porque sí. No sé lo que es sentirse abandonada de una misma en algún instante perdido en medio de una noche. Cuidar. Qué coño será eso? Qué se sentirá cuando pueda dejar de llevar el control, la iniciativa, las riendas, el territorio, los escenarios y soltar el telón cuando otro lo pida. O lo coja él. Y dejarse llevar. Arrastrar. No forzar, no hacer, no perseguir, no decir. Que no haya actuaciones estelares, papeles intensivos. Dejarse vencer. Que otro gane la partida cruzada. No me acuerdo. No sé qué se siente cuando un alguien entre muchos decide quererte...

7 comentarios:

AN... dijo...

Yo conozco muchos sitios para VOLCAR LAS GANAS ...PERO NENA QUE FRASES ME PONES , O ES QUE LAS LUCES DE NAVIDAD ME AFECTA MAS DE LA CUENTA ...TU DEJATE LLEVAR Y LUEGO ME LO CUENTAS...JJAJJA
UN BESITO...

mi dijo...

Pues ya puedes empezar a practicarlo...
Es una orden.

Nebroa dijo...

An... qué le pasa a las frases!? que me he perdíooo!

Mi... Bueno, vale, de acuerdo

Mon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mon dijo...

Sabes que pasa? que entre tantas cosas q escribes a veces se quedan, como escondidas, joyas como esta que acabo de leer.

Cuando alguien entre muchos decide quererte....y tú al él...ese es el verdadero misterio.

Llegará.

Bsos Nebroa.

AN... dijo...

BUENO COMO TE PERDISTE Y NO TE ESPECIFIQUE , CUALES FUERON LAS FRASES QUE ME REMOVIERON .
Qué se sentirá cuando pueda dejar de llevar el control, la iniciativa, las riendas, el territorio, los escenarios y soltar el telón cuando otro lo pida. O lo coja él. Y dejarse llevar. Arrastrar. No forzar, no hacer, no perseguir, no decir. Que no haya actuaciones estelares, papeles intensivos. Dejarse vencer

DEJARSE VENCER.... LO DICE TODO , A ESTAS FRASES ME REFERIA EL OTRO DIA ..

Nebroa dijo...

Mon... Gracias. Tengo ganas de ese misterio, pero ya no lo persigo. A veces se me queda todo lleno de esas ganas, pero he aprendido a torearlas...