miércoles, 24 de noviembre de 2010

Te lo regalo

Pues que te traigo el aire que te prometí a media tarde... para que se te mueva el estómago. Como si estuvieses boca abajo, en esas posturas que se hacen en el yoga, que llaman invertidas, que se te pone todo del revés, y los órganos se oxigenan. Pues así te lo vierto yo en las suelas, para que te suba hacia arriba y te conviertas en ola, y luego en viento, y en vendaval y terremotos... Para que la vida no te de miedo, ni esta noche, ni mañana ni cuando el sol diga de salir por otro lado que se parece al contrario. Aquí lo tienes, en forma de trazos, para arrancarte las penas, y sacarte del letargo, que tú vales más que todo lo que llevas colgando... No sé cómo estarás, si sonríes o te queman los ojos de llorar, quizá es uno de esos ratos en los que todo se te ha olvidado, y hayas viajado al presente, al ahora mismo, al ya, y no recuerdes ni planees, ni vuelvas ni vayas, que estés ahí, en el sofá, mirando al techo sin ver otra cosa que la piel que te envuelve. Y si es de los otros ratos, los de cargar lastre e inventarte una vida aun más puta que la actual, pues da igual, yo te lo echo encima de la misma forma, todo el aire que te he recogido de las calles de esta ciudad que anda lamentándose lloviendo a cántaros.
Para ti. El aire. Para que respires mejor. Lo de que sepas que te quiero... pues hasta eso creo que sobra...

3 comentarios:

MK42 dijo...

Ne... me gusta tu post aunque no sea yo el destinatario. Soy de los que ahora mismo están en el sofá con los ojos ardiendo y sin piel que me envuelva, tras despedir a alguien muy ligeramente, a alguien que se va de viaje sin fecha de regreso, como si huyera. Y llego a casa con la cabeza dando vueltas, tirando del Rioja que me prohibieron los médicos y te visito desde mi portátil y me adueño del aliento que regalas a quien sea. Espero que no te importe que fagocite un poco de tu ternura esta noche, presagio de una madrugada de insomnio y dudas por no saber cual el principio y cual el fin de las cosas. Me envuelvo en tu post, kienkiera que seas y kienkiera ke sea el destinatario. Y te lo suelto, así como siempre, a bocajarro, en público y en directo, ke más da, si aki al fin y al cabo bajo el anonimato acabamos siendo más nosotros mismos que en la vida real. Feliz noche para ti y para mi, si es posible.

AN... dijo...

APRENDIENDO A VOLAR , SIN ALAS ,
EN MARES DE FUEGO,
son alguna de las frases del temazo , la letra esta genial.
UN TEMA PARA OIRLO EN TU COCHE BAJO UNA FINA LLUVIA , HACIA CUALQUIER SITIO ..ME GUSTA
no lo conocia y tiene melodia y un ritmo suave , voy a por mas de sus canciones ... gracias ,,,por que sera que cuando llueve se encoge el corazon ...

Nebroa dijo...

Eme... El aire. El aire siempre nos pertenece. Puedes cogerlo cuando quieras, que el viento tampoco sabe cuándo empieza y cuándo termina. Pues eso, en medio, cuando lo sientas, te lo quedas. Yo siempre hago lo mismo...

An... Tom Petty siempre me lleva a imaginarme conduciendo, a ninguna parte.
Y sí, cuando llueve también a mí se me encoje el alma... ya lo leerás en el otro blog :)