martes, 23 de noviembre de 2010

Fingiendo

A lo mejor sólo me pasa a mí, como esas cosas que le pasan a todo el mundo y que yo sigo empeñándome en creerme especial por vivirlas únicamente en mis carnes... Total, que lo mismo sólo me pasa a mí, así de vez en cuando, que en otras ocasiones ni de coña... Lo de creer que no eres válida para ciertas cosas. Mmm... bueno, no debe ser tan raro sentirse así de gilipollas, verdad? Lo dicen los psicólogos, que para eso tienen las consultas llenas... Así que a veces miro cómo son los demás, qué consiguen, qué tienen y a dónde llegan. Y entonces me voy al espejo del pasillo y miro qué tengo yo en mí que se parezca. Y claro, hay un cero. Que yo soy como soy y aunque igual en infinitas facetas a los otros, hay algunas que no encajan con las de ellos. Y me digo, tendré que cambiar esto, o mejorar aquello, o fingir que las cosas no me importan, o no decir lo que pienso, o aparentar ser de otra manera... así, para parecerme a otra actriz. Y ver qué tal...
Y bueno, ya se sabe, que es todo mentira, que por dentro enseguida crece una flor que me dice que ya sé qué me trago cuando no soy lo que soy por dentro. Y qué me como ahora? siendo como soy? mmm... casi las mismas cosas, por eso dudo... Vale... No sé qué haré conmigo, ya iré viendo...

No hay comentarios: