jueves, 7 de octubre de 2010

Sombra

En tus ojos están todos los ojos de todos los hombres que vinieron a robarme las risas. Dibujados, trazados. Tatuada en las pupilas llevas la sangre que vertí, que se me desparramó por el suelo cuando me caía y ninguno de ellos me cogía. La distancia. Y el rechazo. El sí pero menos, el quizá pero poquito.
Todas las caricias que no me dieron están en tus manos, todas esas que perseguí y no conseguí. Alineadas, impresas. Taladrada en tus muñecas llevas la lágrima que siempre caía, que siempre salía, que siempre estaba más viva que yo. La lejanía. Y el bostezo. Los pasa pero no entres, el entra pero no te quedes.
En tus piernas que trotan, que cabalgan, que brincan y saltan están todos los no te echo de menos, no te recuerdo, no te pienso, no te espero. Los que escuché en aquellas noches vacías de abrazos y besos. Esbozadas, marcadas. Señalados en los pies las pisadas que me arrancaron la media vida que nunca tuve, que no supe sentir, que no venía envuelta en papel celofán con lazos rojos. Los me gustas pero no te quiero, los juguemos pero a los solitarios, los me encantas de mentira.

4 comentarios:

hijoeputa dijo...

Que bonito.

la reina del mambo dijo...

Estupendo, me ha gustado mucho.
´´Me encantas de mentira`` de esos he escuchado muchos.
Saludos

El silencio y otras palabras dijo...

Hermoso...
Muy de entenderte, de verme en tus palabras, de ponerle un nombre a ese amor que no es amor y que de vez en cuando se le parece.
Solo eso... gracias!

Nebroa dijo...

Hijoputa, a mí también me lo parece, por mucho que la verdad que cuenta no esté entre mis preferidas.

Reina... Gracias. Yo también tengo un gran repertorio. Por suerte o por desgracia, tú qué dices?

Silencio, gracias a ti. Por venir y seguir contándome cosas... A veces me gustaría que nadie se viese en mis palabras, sobretodo cuando no son de las buenas, motivadoras, esperanzadoras y bla bla bla varios. Pero bueno, por otro lado sirve para entendernos, algo es, no? Mua