lunes, 25 de octubre de 2010

Preferiría saberlo...

Y entonces me regala una de Quique, y me deja perdida en medio de lo de siempre, que por mucho que conozca el territorio no deja de ser cruel cuando mejor se las gasta. Y se quedan escondidas las ganas de leer letras bailando descalzas, y palabras envueltas en remedios caseros para el desamor que no era tal, y frases sacadas de la chistera que no tiene, ni del sombrero de paja, ni de la gorra de los domingos de playa. Me quedo mirando cristales blancos, vacíos. Que no hay nada detrás salvo lo que yo quiero inventarme. Una y otra vez, ojos censurados que un día decidí que quería que me quisieran, así como si fuese fácil quererme hoy en día... Una de Quique. Que aunque tú no lo sepas se me quedan helados los pies que ibas a masajear, los dedos que iban a acariciarte el pelo y hasta todas las canciones que iba a pedirte que tocases por las noches.
Qué pereza dan a veces los sueños...

4 comentarios:

Pablo dijo...

..... :x

Daeddalus dijo...

A veces es preferible no haber sabido y vivir en la ignorancia...

CM dijo...

Yo es que ya no me creo cuando alguien me regala una canción... tonta? no se...

Nebroa dijo...

Pablo! Llevo media vida en internet y aun no tengo ni idea de lo que significan ciertos símbolos! jajaj...

Daed, sólo a veces. Generalmente prefiero las verdades. Pero sí, hay excepciones que deberían mantenerse en el silencio.

Ceme, el otro día, escuchando a Rafa con Estefanía le decía eso, que quiero que alguien me escriba una canción. Porque sí, soy gilipollas, y me las creo. A lo mejor se la han regalado a ochocientas otras mujeres previas, pero si se me erizan los pelos, qué más da que fuese 'mentira'? Mmm... vale, creo que me contradigo yo sola jajaj, qué raro