jueves, 7 de octubre de 2010

"Nada hace diferentes a los recuerdos del resto de momentos, sólo el paso del tiempo"


Era así o parecido. Y es una de las primeras sentencias que establecieron mis ojos en ese curso de creación no sé qué al que he ido hoy por primera vez. Se le ocurrió a una escritora, y no, no sé quién es, cómo se llama ni dónde nació, no sé si era así o parecido. Siempre olvido los nombres, los autores, los títulos... Me quedo con lo que va más allá de las afueras. Por cómo le cuesta a mi mente recordar el pasado, se me queda grabada esa idea. Ojalá vuestras vidas estén repletas de momentos que el devenir de los días los convierta en recuerdos. De los buenos. Vivir de todo y de todas clases, de todo tipo y de todos los surtidos posibles. Así, sin más, viviendo. Andando. Saboreando. Y recordarlo después. Para inflar los pulmones cuando parezcan esqueléticos.


3 comentarios:

Carlos dijo...

PAra tener unos buenos momentos un buen recuerdo del pasado. Hay que vivir un intenso presente. HAgamosloó

Robert dijo...

Que tus buenos deseos se hagan realidad, para nosotros y para ti.

Nebroa dijo...

Siempre Carlos, sin exprimir el presente, la mayoría de momentos se quedarían ahí, en ese pasado olvidadizo. O lo que es peor, se convertirían en recuerdos de los que nos asaltarían los ojos con lágrimas. Y de esos ya tengo demasiados :)

Robert... Dame un abrazo anda