sábado, 11 de septiembre de 2010

Ya vendrán tiempos peores

La noche prometía, risas y comida, vino del malo y camisetas iguales
Mojito gratis, cubata mínimamente bueno y revisión de amigos casi olvidados
Sabina, Calamaro y M-Clan sonando
El pelujos de aquel bar en el mismo bar de siempre
Mmm... poco más, noche divertida pero tampoco como para recordar...

Tacháaaaaan

El coche no está
Pegatina de la grúa
71.79€ de repente
200 más de multa
Mmm... poco más, noche divertidísima para recordarla siempre...

Eso sí, Ana no vuelve a pisar la calle hasta que se vaya definitivamente el calor, venga el frío, las hojas, la nieve, el arcoiris y de nuevo el sofocón :s

3 comentarios:

Robert dijo...

El veneno está en la dosis.
No es malo pensar en dificultades futuras si esto nos hace vivir mejor el presente saborear intensamente eso que tenemos y que podríamos perder.

Helena dijo...

Como dice Robert, "el veneno esta en la dosis"...
Un besote mas que guapa!

Nebroa dijo...

Ese es mi nuevo enfoque Robert, saber y ser consciente de que mi presente es bueno, enriquecedor, que no he venido a compararme con algo mejor si esto me hace sufrir, que sólo lo haré para intuir dónde puedo llegar, donde quiero llegar... No como excusa para engrandecer el victimismo. Mua

Helena! Busquemos la dosis adecuada en cada momento! ;)