martes, 7 de septiembre de 2010

No sirve un lo siento

Lo hago mal, casi siempre lo hago mal, fuera de tiempo, fuera de lugar, fuera del momento, fuera de lógica... Y no puedo evitarlo.
Será la soledad que hace que sólo te mires a ti, después a tu otro yo y por último otra vez tú... O las ganas de curarme, que olvidé que hay mundo fuera para descubrir cuál era el que yo quería frecuentar por dentro.
Se me olvida el corazón de los demás, tan acostumbrada a que nadie sienta mucho por mí, siempre creo que mis balas no dañan ni rozan.
Obligada a pensar antes de actuar y aun con la asignatura pendiente.
Lo que se me cruza por debajo del sombrero suele salir disparando al viento. Y si arrasa con las nubes es que ni siquiera las había visto antes...
Y luego miro, revuelvo lo acontecido y me arrepiento. Volvería atrás, suavizar las palabras, los susurros y hasta los silencios.
Siempre aprendiendo. Siempre queriendo ser mejor.
Siempre avanzando pero casi nunca acertando.

Pd. Me juzgo de nuevo... y sin salir bien parada me temo

7 comentarios:

Helena dijo...

Si que aciertas y si no que mas da, cada nueva palabra que pronuncies, cada nuevo acto es una nueva oportunidad de enmendar...No pases el tiempo presente pensando lo que hiciste mal...Si no lo haces bien, la vida, siempre "maestra", te da otra oportunidad. Un besote.

Mistral dijo...

Debes de aprender a perdonarte a ti misma. Todos nos arrepentimos de cómo actuamos a veces. La clave está en admitir que equivocarse... es humano.
Sencillamente piensa menos y... sonríe.

Saludos cordiales
Un abrazo

Robert dijo...

¡Nebroa!
No digas que se te olvida el corazón de los demás, no es verdad.
Todos tenemos defectos que tratamos de corregir, pero me parece que te juzgas muy severamente.

codeman dijo...

dios¡¡¡¡¡,
que frenesí¡¡¡¡
cuanto tormento¡¡¡¡¡.

por favor afloja
detente un poco
danos un respiro
espera un momento

apenas tengo aliento.
ya casi llego
pero espera un poco
dime ¿que pasó?
creo que me pierdo

¿a debes que esa dureza?
¿por que tan oscuros pensamientos?
¿en que rincón has perdido tu estima?
¿que te obliga a decir lo siento?

se que soy nuevo
por no leer tu "vida" anterior
ahora mismo culpable me siento
debería profundizar, revolver
seguir las pistas
desmenuzar este blog
perseguir tus conejos
seria formarme una opinión
pero...

no quiero
por puro egoísmo
la frescura de no conocerte
hace que disfrute enormemente
cada vez que te leo


pero incluso cuando ante todos
te flagelas
doblegas tu orgullo
con rictus amargo
frunces el ceño
veo que son muchos
los que te apoyan
y no te apartan de pecho
que te tienden fuertes brazos
que te discuten
tu desconcierto

creo que tienen razón
por que yo también
así lo siento
vive, disfruta
ilumina tu corazón
con el verbo de tu cerebro
no suavices nada
al que no le guste...

" VIENTO"

Nebroa dijo...

Lo sé Helena, no son las palabras que me digo habitualmente, pero aun existen. Vengo aquí, las suelto, las extraigo y respiro mejor...
La vida es así, cierto, tienes oportunidades en cada esquina para volverte a probar. Mua

Mistral, la frase 'piensa menos' es adecuada, acertada y perfecta para mí. Lo hago, pienso menos que otras veces, y hago mi trabajo para mantenerme en la línea que separa la reflexión gustosa del bucle negativo... No siempre lo consigo, y no siempre me perdono que no sea capaz de hacerlo. Pero soy consciente, y eso es un gran paso para mí. Gracias por venir

Nebroa dijo...

Robert. Vale, tienes razón, es extrema y exagerada esa sentencia. No es así aunque a veces pueda serlo. Era una forma de definir un sólo momento. Eso no me define... En realidad, hay algo que nos defina para siempre?

Nebroa dijo...

codeman... Me encanta tu originalidad ;)
No tienes que rebuscar el blog para conocerme, esto es sólo un 10% de lo que soy. Son como muestras, como fotografías instantáneas. Puede entreverse cómo pienso, pero nunca sabrás cómo es el todo, entre otras cosas porque ni siquiera yo lo sé. A veces está eso que ves, tormento y lágrimas. Otras, las más de las veces, risas y cantos, quédate con lo que quieras, lo que te sirva y lo que te conmueva... Y dímelo si te apetece. Yo aprendo conmigo, con lo que decís y con lo que experimento...