lunes, 27 de septiembre de 2010

"Cómo calmar mis deseos o cómo desear la calma..."
¿Por dónde empiezo?

16 comentarios:

guille dijo...

¿Calma? Para nada.

A calmar tus deseos cumpliendolos todos.

Algunos dos y hasta ¡¡tres!! veces.

Anónimo dijo...

Estoy escuchando Dirty old town de los pogues y recordando un trayecto de casi 80 quilometros con mi vespa hecha polvo, cada cinco qm salía humo y nos meamos en las bragas de la risa no sé cuántas veces, menos mal que eran los pogues y ahí todo el mundo iba a estar meado... a esa amiga le perdí el rastro, pero es la tía con la que mas me he reído en la vida, nos pasaban unas cosas...y teníamos el mismo sentido del humor, nos burlábamos de todo el mundo en su cara y ni se enteraban y nosotras corre a los servicios a partirnos la jeta de risa, no me volvió a pasar con nadie - sí la calma llega cuando los deseos se cumplen - buenas noches y un abrazo gordo

Anónimo dijo...

Te quiero mucho, voy a escribir Picnic - no puedo emborracharme cada noche y si te leo, lo hago, esto me hace daño ahora mismo y no hay salida posible, diferente - no todo es follar en las relaciones de pareja, eso ya se sabe- muchos besos, vuelvo como el Conde de Montecristo...

Robert dijo...

Creo que la calma que quisieras desear no es la que se puede obtener al ver cumplidos los deseos; más bien los deseos distraen de la calma. No sabría decirte como alcanzar la calma pero quizá deberíamos empezar por parar, detenernos; aunque la sociedad y las circunstancias de cada uno no nos lo ponen fácil. Esta es la sociedad de la hiperactividad, del estrés, y esto es algo que el cuerpo puede soportar puntualmente pero de forma sostenida supone un consumo de energía que hace imposible la calma. La calma con mayúsculas exige una buena reserva de energía para poder valorar las cosas con razonable objetividad.

RJ.. dijo...

Calmar...desear....deseos calma....

Creo, humilde opinión....que cuanto más intentamos conseguir algo, menos lo conseguimos, a mi me pasa....

Que quiero decir???

Que no te propongas nada, ni lo uno ni lo otro....solo SÉ...

Tb puedes hacer lo que quieras, es la otra opción...

Y la otra es machacarte con la idea de calmar y desear....

Que recomiendo, que te permitas sentirlo y abrazarlo...son tus deseos, es tu calma....

JJAJJAJAJAJJA, que bien se ven los toros desde la barrera...pero si te digo que estoy igual....que me dirías tú a mi????...

ALE, YA TE PUSE DEBERES, A VER SI ENTRE LAS DOS NOS ARREGLAMOS JAJJAJAJJAJAJAJ....te tengo cariño nena...

Aida dijo...

Se empieza por asumir la realidad y llevarse bien con ella. A mí me funciona...

Nebroa dijo...

No creo que calmar mis deseos me traiga la calma guille. Me inventaré otros nuevos. Los deseos más bien son los que al no verse satisfechos, me traen la intranquilidad... Y no sé si es lo mejor para mí

Anónima, voy a ponerme esa canción instantaneamente. Qué recuerdos de mi concierto en Londres bailando a los pogues!!

Anónimo, no te emborraches cada noche. Consejo gratuito.

Robert. Gracias. Energía para valorar las cosas con razonable objetividad. Casi ná. Sabes que tienes un mail, no? ;)

Nebroa dijo...

Errejota, podría, en el caso de que vinieras a tomarte una cerveza conmigo y a contarme algo parecido a lo que relato, inventarme un montón de opciones que podrías seguir. Probarte en todas, cumpliendo deseos o no hacer nada. Quedarte quieta hasta que algo de dentro se mueva con más fuerza o ponerte a correr hacia los destinos deseados. Hay dos opciones, y lo guay de la conversación es que te diría, quedándome tan ancha: Eres tú la que decide nena.
Jijij... así de fácil!

Nebroa dijo...

Aida. Es uno de los mejores consejos. Llevarse bien con la realidad que se muestra. Así es. Salvo con la particularidad de que yo nunca he sabido estarme quieta. Vienen cosas y yo me activo, se muestra un paisaje y yo veo qué hago con él. Hasta que no me familiarice con la calma, sigo encontrándome inquieta

Ainhoa dijo...

A menos de hora y diez minutos de mi cumple sigo leyendote.
Me encantas!

RJ.. dijo...

Por supuesto que un día nos tomaremos una cerveza??? no varias...un cigarro?? no, algunos más....y charla , charla.....y decide tu nena, es tú decisión y por ese motivo es la mejor, te equivoques o no, tb te diría aquí estoy si me necesitas y además te lo digo desde ya....

Anónimo dijo...

Es una cuestión peculiar , yo para calmar el fuego que me consume ...me quemo hasta convertirme en ceniza . Al día siguiente renazco con energía renovada , creyendome protegido por mi buena estrella , los pajaritos cantan , la señora Paca me saluda , mientras refriega su portal , y todo parece estar en calma, hasta que llega la noche y vuelvo arder ...N

Nebroa dijo...

Ainhoa! Felicidades! disfruta de los 31 como si fueran lo único que tienes que hacer aquí, mirándote al espejo, y con ganas, queríendote, poniéndote todos los días tacones invisibles que te eleven hasta tocar aquello con lo que sueñas, y si no llega, invéntate otro sueño, exprímete! Un abrazo enorme!

Ojalá erre! Ojalá!

Ene, dime la verdad, a ti te mola la señora Paca!!

Anónimo dijo...

Cabrona como me conoces ...N

Nebroa dijo...

Lo sabía jajajj

RJ.. dijo...

JJAJAJJAJA, SABES QUE ESTOY Y DONDE ESTOY...CUANDO QUIERAS ....Y TE JURO POR LO QUE QUIERAS, QUE ME ENCANTA LA GENTE COMO TU, COMO AN, GUILLE, MIS BLOGGERAS MARIA ROSA Y VD....EN FIN...

Anda, pues no decía AN O ENE, QUE NO LIGABA...vaya!!! con la sra PACA...jajjajajaj