martes, 21 de septiembre de 2010

Al menos te cuento verdades, que si bien no son las que quieres escuchar, ni las que esperas ni las que quieres, lo son, desde dentro y con la solapa del vestido de par en par.
Sé que quieres todo más fácil, más directo, menos vueltas y más terremotos, que me parezca a ti un poco, esto quiero, esto busco, esto persigo, esto obtengo.
Pero yo, por mucho que me apeste reconocerlo, no soy un espejo, ni un reflejo hecho materia de aquello que anhelas cuando te vas a dormir. No puedo decirte que soy lo que buscas, que cumpliré el papel, que te haré feliz y que te cocinaré perdices para cenar.
Soy yo, mi perfil izquierdo, mi frente y una espalda revuelta de ecos que no quiere repetir.
Y al otro lado, al derecho, lo mismo quieres pegarte, para comprobar si aquello que poseo hoy y que tal vez desaparezca mañana, lo que puedo ser y lo que no quiero volver a fingir, te sirven para elegirme como la que quieres que siga llenándote el ombligo de besos.
Y si eso es lo que escoges, pregúntame de nuevo, que lo mismo ya se me han olvidado las ganas de cruzar desiertos para despertar un maldito sueño...

7 comentarios:

Daeddalus dijo...

Vaya... voy a tener que hacer un corta y pega para mi próximo incendiario mensaje... si llego a él, claro.

Qué bien lo cuentas...

Zara dijo...

Ains pero es que a mí me parece tan triste la gente que busca cosas en una persona... ese reflejo...
es pobre esa actitud

Anónimo dijo...

No puedes saber lo que busco porque yo no lo sé - desde luego no alguien que me cocine, nadie que se me adapte y se me parezca (tampoco soy yo tan unioforme), no alguien que me venda al primer berrinche, eso del ombligo lleno de besos suena bien... alguien que siga siendo quién es, que no se interrumpa por mí, que haga sus cosas y no niegue las mías, yo no negaré las suyas, alguien con quien volar que me energía que me de ganas que me haga sentir mas capaz y a quien yo también le dé eso y luego todo por hacer siempre porque lo que hoy sirve no sirve mañana tantas veces y en fin amarse dando todo lo que se tenga dejarse ir - Y sí este es un maldito sueño

Anónimo dijo...

Pero el despertar es que tanto tú como yo podemos tener lo que queramos

Nebroa dijo...

Daed, hubo mensaje incendiario o te desviaste?

Zara...ya no es que busquen calcamonías, pero a veces sí buscan, o buscamos algo demasiado concreto para que lo que encontramos no nos defraude a la primera de cambio... Es triste, pero es real.

Anónimo, has escuchado 'contigo' de Sabina, no? Pues eso. Yo también sueño...

Anónimo 2... Cuando se trata de dos no siempre ambos obtienen lo que quieren

Anónimo dijo...

Pues eso Contigo, que me pongo a escribir en serio para que un día no lejano podamos pasar una temporadita juntas y conocernos y si me mato te mates conmigo - tengo una amiga, eva legido, que siempre decía eso mismo, que la vida es una mierda porque te morirás y no se morirán los otros contigo

Nebroa dijo...

Yo no quiero que cuando yo me muera, otro se muera a la vez. La muerte del otro para cuando le toque, es en la vida donde prefiero ese tipo de muertes. Después, que el mundo siga girando, pero mientras estemos juntos, dos, un par, formando un plan en común, que ahí, en ese instante, sí que haya 'muerte' de los dos que andan vivos...