domingo, 29 de agosto de 2010

Sonó Sandy mientras me escondía frente al espejo del baño... Sonó y lloré

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo entiendo al escuchar una canción como esta. Es una suerte tener un espejo en el baño.

Saludos cordiales.
Un verdadero placer leerte.

Nebroa dijo...

Mistral... Gracias, de corazón