domingo, 1 de agosto de 2010

Puedo situarte allí, lejano en distancias y espacios, hasta que lo de inventar tu cara sea arriesgado y falso... Puedo quedarme aquí, sin dar un paso al frente, ni al lado ni al costado sobre el que más cómoda duermo... Puedes irrumpir en mis días, mis tardes y mis sueños más irreales... Puedo meterme hasta el suelo que hay detrás de las puertas por las que me dejas entrar...
Podemos seguir jugando al escondite, tú te escondes y yo no me asomo, seguir creando ilusiones y alimentar las esperanzas hasta volverlas obesas... Podemos avanzar por el camino invisible, por las calles donde se construyen verdades alternativas, un historia completa cuyo final sea feliz, sin que esta vez, el feliz sea comer perdices, atragantarnos de caricias o amarnos un amanecer... Puede ser reír, sentir, disfrutar o contarnos cuentos mientras bebemos cervezas robadas el día en el que, mirándonos al espejo, yo me ría de ti, contigo y tú, conmigo, te rías de mí... Podemos seguir jugando, aunque no haya reglas que seguir, podemos seguir moviéndonos aunque nunca cojamos el tren que nos acerque, podemos inventar, crear, invertir o quedarnos inmóviles... El tiempo es tan tuyo como mío, y aun sin ponernos de acuerdo en lo que queremos, nos seguirá perteneciendo. Y eso también es un final feliz...

9 comentarios:

jok dijo...

esperanzador,,,

mas que obesas....las esperanzas se vuelven obsesas........

me encantan los caminos invisivbles,,,,no tanto las verdades alternativas,,,,,y no se un final feliz,,,,,,

Fiebre dijo...

El final más feliz del mundo, mi niña Nebroa...

Vamos, que podemos seguir soñando.

Anónimo dijo...

Podemos hacer lo que queramos, que para eso el tiempo es nuestro y las reglas del juego tambien...

Nebroa dijo...

No sé si hay diferencia, jok, en lo de obsesas u obesas, ambas parecen andar mal de salud ;)
Me gustan tus gustos, a excepción del final feliz ese que no sabes si te gusta... En cuál estabas pensando?

Fiebre... Yo veo dos cosas distintas en tu comentario! Por un lado afirmas 'el final más feliz del mundo' a mi última frase, la de que aun cuando dos personas no quieran lo mismo, el final puede ser igualmente feliz...
Pero sin embargo, luego, en lo de 'vamos, que podemos seguir soñando', entiendo (quizá malamente) que soñar equivaldría a que ambos dos quisieran lo mismo. Y me he liao!!! :p

Anónimo, nos pertenece el tiempo, las reglas y los dados que lanzar, pero cuando se trata de dos, hay un momento en el que las reglas deberían ser, al menos, parecidas. Digo yo! Que en esto soy inexperta total!

jok dijo...

en los finales felices,,,,de pelicula.....
.......ya que todavia no encontre ninguno....jejej

tuxy dijo...

Me encanta..
A veces, cuando no hay reglas que seguir, o incluso se saltan las reglas, ese crear, con ese inventar e invertir se hace un mundo y un camino, quizas con final feliz, o quizas no, pero con trayecto totalmente emocionante jaja

Nebroa dijo...

jok! espero, por el bien de la humanidad que otros finales alternativos también puedan ser felices!

Tuxy! Hola! Toda la razón! y como estoy aprendiendo a saborear al trayecto y no tanto a esperar resultados concretos, más que mejor me lo paso! ;)

Zara dijo...

Se me saltan las lágrimas.
Me lo quedo.

Diferido dijo...

Yo sí que me lo quedo...