martes, 24 de agosto de 2010

Nunca supo tan bien la normalidad...

6 comentarios:

Robert dijo...

Saber vivir la normalidad es la máxima sabiduría.

Maldición china:
Ojalá dios te haga vivir en tiempos interesantes.

Daeddalus dijo...

¿Y a qué sabe la normalidad?...

Robert dijo...

Huuuyyy… Daeddalus. Eres muuuyyy mala.

Robert dijo...

No analicemos.
El diablo le dijo a al ciempiés: “Qué prestancia, qué donaire al mover todos esos pies; explícame cómo lo haces.” El ciempiés no volvió a caminar.

la reina del mambo dijo...

Normalidad, y eso que es?
Saludos

Nebroa dijo...

jajaj robert, los chinos son mu'listos! Nunca entendí que aceptar y saborear la normalidad fuese algo especial... y mírame
Y como siempre, tan perfecto en tus palabras, dandole a la que escribe la capacidad de no pensar tanto y seguir aprendiendo a caminar sin mirarme los pies :)

Daed, a calma

Reina... es aquello que, por sí mismo, no trae vendavales de ideas destructivas, cansinas, folloneras y desequilibrantes... Por ejemplo!