jueves, 26 de agosto de 2010

La memoria y otros olvidos

Como intuyo que no soy la única en nada, no me aterra contarlo: Alguien habrá que, como yo, posea la memoria de un pez amnésico.
No me acuerdo de muchas cosas del pasado (pesado, pisado y posado), hay etapas que volaron y los trozos que vienen a verme desde el lejano oeste suelen ser esporádicos, muy poco concretos y abundantemente pasajeros.
A lo que se debe no es el caso, si aquel accidente de autobús derivó en lo que ahora sucede o es que de tanto que sucedió, es mi memoria la accidental.
Aquel caso, no hablo del suceso en sí, si no de 'calcetines', que efectivamente se llamaba así por eso que estáis pensando, fue de entre todas las caras 'inexistentes' en mi vida por no ubicarlas en el tiempo ni en el espacio, la más curiosa: que yo le hubiese besado algún lugar del norte de su cuerpo y mis labios no tuvieran ni idea de quién era al verlo hace dos años indica qué espacio mental dedico a determinados recuerdos.
Hoy volvió a suceder, y aunque quiero creer que el petardo decía la verdad al afirmar que hemos tomado copas juntos, la que lo cuenta podría ser capaz de negarlo el día del juicio final.
Todo tiene su punto, las buenas películas siempre las veo por primera vez, de los libros releídos nunca me sé el final y lo de descubrir ciudades cada vez que las visito le da un toque original a mis viajes...
Aunque como todo, también tenga su parte menos buena, que hay muchas escenas que ocurrieron allí y allí se quedaron, sin mí y sin que pueda recuperarlas para sonreír por las noches...
Ahora tengo mis herramientas para que mi presente un día se convierta en recuerdo y no quede aquí, condenado al olvido extremo. Otra cosa es que siempre pueda conseguirlo... Conseguir? El qué? Dónde estoy? Qué es esto del blog? Cuándo sucedió? Quién está escribiendo!?!!?

11 comentarios:

Zara dijo...

A mí también me pasa, supongo que no tan extremo, pero me pasa y lo odio! porque yo soy muy de querer recordar todo y se me olvidan demasiadas cosas!
También me pasa eso de los libros y las pelis, jajaja pasa muy poco tiempo y no recuerdo nada, como si no las hubiera visto o leido!

Gordi dijo...

No te asustes. Si recuerdas quien eres lo demás es fácil, viene rodado.

Daeddalus dijo...

NO sé, quizás porque estos días estoy de un especial optimista... yo sólo le veo ventajas a una situación así, puedes reinventarte cada día, todo un lujo.

Robert dijo...

Recordamos nuestra impresión de lo pasado y recordamos los recuerdos. Es todo muy confuso, y en el fondo distorsionante. Pero se asume y resulta operativo.

Si lo más parecido a lo que somos es lo que fuimos, tener un peor registro de lo que fuimos, ¿no nos hace más auténticos, más conscientes, estar menos condicionados? Pienso que sí, pero a la vez con más incertidumbre. Por otra parte, una mayor conciencia, fruto de menos condicionantes, permite vivir la incertidumbre. Vivir en libertad.

La realidad nunca es lo que las palabras definen. Y como dice jok, las palabras pueden ser como cuchillos, cuchillos irreales que, como los físicos, deben ser cogidos por el mango. Los humanos somos el único animal, a veces racional, que los maneja.

Preguntabas el otro día, “Que es la mente la que divide y que yo no soy esa mente?”. En mi opinión somos todo, en muy buena medida la mente. Ésta es la que, entre otras cosas, memoriza, construye ideas, palabras, pensamientos.

Una de Krishnamurti:
“El pensamiento es la respuesta de la memoria.” En la charla que te pasé por mail el 26 de julio se desarrolla esta afirmación y se hace una interesantísima aproximación al “yo”. La conclusión es que el pensamiento está sobrevalorado, casi tanto como el yo. Ni lo uno ni lo otro son reales. ¿Qué queda entonces? Calma, ausencia de conflicto.

hijoeputa dijo...

Mientras te acuerdes de que cuando tienes ganas ganas de mear hay que buscar un lugar apropiado para hacerlo. De todas maneras lo de suplir tú mala memoria lo puedes corregir facilmente, lleva un teléfono con suficiente memoria como para guardar fotos de todo lo que quieras recordar. también puedes hacerlo rollo "Memento", pero eso es más complicado.

violetazul dijo...

Yo también le veo ventajas.. todo es nuevo!!!

codeman dijo...

creo, al menos en mi caso, que que todo empieza con cosas o momentos de tu vida que inconscientemente prefieres olvidar y pensar que no existieron, momentos desagradable, situaciones difíciles.

desgraciadamente que este "borrado" sea selectivo llevaría un entrenamiento al que ninguno estamos dispuestos. aceptamos nuestra " mala memoria" y punto.

hace muy poco digitalizando fotos en las que aparecía, si no fuera por que la fecha y localización manuscritas en el reverso eran de mi puño y letra, algunas hubiera jurado que nunca estuve ahí.

eso es malo, seguramente, lo bueno es que me siento muy lejos de la depresión... no recuerdo que tenga motivos

y del odio....
creo que no te conozco.

Nebroa dijo...

Zara! Querer recordarlo todo hace tiempo que dejó de ser una de mis persecuciones, por eso mismo que cuento, y entonces me pasó lo contrario, que acomodada al hecho de no poder recordar con facilidad, dejé de proponérmelo! Ahora vuelvo a recuperar las ganas! A ver si sirve para algo!

Gordi! Hola! Eso sí que no lo olvido! ya ves, quizá es que es verdaderamente lo único importante!

Daed, como le decía a gordi, creo que eso es lo único que no olvido, lo que era ayer o antes de ayer, claro que eso no me impide seguir reinventándome! Gracias a bruce!

Nebroa dijo...

Robert, a veces me enriquece tanto lo que cuentas que aportar palabras es innecesario. Lo entiendes?

Nebroa dijo...

Hijodeputa! Holaaa! Así es. Eso es lo que intento ahora, también guiada por otro buen aconsejador. Plasmar la imagen, así es más fácil (aunque no siempre resulte), volver al momento y recrearlo. Sabes? aun así hay muchas veces me he preguntado, tras analizar un recuerdo, si lo tengo porque lo creé/inventé tras ver unas fotos o estaba ya antes de verlas?

Violeta... Es que no es 'todo'!! que hay mucho que sí recuerdo! jajaj y es precisamente lo que borraría! :p

Nebroa dijo...

codeman... bienvenido, creo que no nos conocemos, por fuera al menos :)
Es bueno para muchas cosas, como dice robert nos da libertad, nos deja libres de condicionantes, hice, dije, transmití algo que, en muchos casos si no hay una buena base, querríamos cumplir por exigencias ajenas. Esta mala memoria y la mítica frase de mi padre 'como no soy río puedo volverme atrás cuando quiera', me ayuda en mi lema/meta, eso de nacer cada vez que pueda, reinventarme, como cita Daed... Yo me siento más cómoda así, me gusto incluso más, aunque esto no todo el mundo lo entienda igual!
Y no sólo borramos lo negativo o desagradable, también lo intrascendente, no? Por otro lado, quizá todo el pasado lo sea...