miércoles, 11 de agosto de 2010

Aquí

Volviendo a tocar el suelo... Digo yo que arde de la misma manera, es del mismo color, también trae amaneceres, agua, amigas a un lado y cenas en terrazas dislocadas... Vuelvo aunque me hubiese gustado quedarme, pero como estoy en época chupipower, pues prefiero sentir que la vida es dulce, encantadora y maravillosa, que me regala paisajes en cualquier esquina y que también puedo convertir los horizontes más vistos en perfectos decorados para mis suelas de serie B... He vuelto, con el alma llena y con flores en la solapa. Es mi primera vez (o la segunda, que la primera fue un concierto) en la que, poblado el estómago de mariposas que desaparecen no lloro por no poder volver a alcanzarlas a la voz de ya. He aprendido a digerir que lo bueno acaba como también se esfuma aquello que no lo es... Y me gusta.

A los que vinisteis a desearme disfrutar, gracias, seguí vuestro consejo, así lo hice. A los que vinisteis a ver cómo se encontraban mis letras, gracias, el deseo de sonrisas es mutuo. A los que mostrasteis cuatro palabras, gracias, llenasteis las madrugadas del aire que me faltaba... ;)

7 comentarios:

Diferido dijo...

Qué bien que hayas vuelto (esto es egoísmo puro y duro...), te regué las macetas en tu ausencia, ya me lo agradecerás...

María dijo...

Bienvenida!
Bs

Daeddalus dijo...

Bienvenida, de nuevo... espero que te hayas traído un poquito de esa luz tan especial que hay en Cai.

Daeddalus dijo...

Aunque tú no la necesites para brillar con luz propia...

violetazul dijo...

Bienvenida!!!

Nebroa dijo...

Diferido, ya podrías haberle cambiado el agua al pez con más cuidado! Se rompió la pecera, se llenó de agua casi todo y la contraportada del último dvd de bruche se ha quedado pegada a la mesaaaaa!!!

Gracias María! ;)
Violet! que te debo palabras! Mua

Daed, aquella luz es diferente... te recargas rápido! Mua!

Zara dijo...

Ains pues que te duré mucho esa etapa chupipower! jajajaja
yo últimamente dirijo mucho mis pensamientos hacia ese lado, sabes, eso que dices de que no te angustia no poder volver a alcanzar las mariposas a la voz de ya, y a veces lo consigo, pero no sé muy cómo ni por qué, cuando menos me lo espero me sorprendo en el punto de inicio lamentando que lo bueno acaba!
es una ful!