domingo, 11 de julio de 2010

Re-volviendo

Es tiempo de volver la vista atrás... Ahora que he llegado al escalón sin inventar, debo mirar atrás, de dónde vine, por dónde llegué, qué viví, qué sentí, donde habité, a quién amé... Tengo que volver la vista atrás y observar las nubes blancas, el humo sin espesar, la niebla transparente. No quiero el espejo retrovisor de siempre, necesito filtrar aquello que más me gustó. Necesito llenar la mochila del hoy con aquello que dejé fuera de ella al emprender el viaje... Estaba cargada de insectos, bichos y demonios. Fantasmas, escarabajos y gusanos de seda podrida por la falta de aire... Quiero echar fuera lo podrido, lo estancado, lo inerte. Sé que no es posible, por eso sólo quiero seguir balanceándome entre los dos costados, los dos extremos y los dos finales del péndulo... Mirar atrás y traer al hoy las risas, las libélulas, las mariposas. Lo que hubo que me llenó. Lo que viví disfrutando, bailando, saltando y gritando. Las luciérnagas, el cielo, la superficie del océano... Mirar atrás revolviendo lo olvidado. Fui feliz, seguro que lo fui, aunque creí no recordarlo. Volveré allí, a los lugares en los que creí que el infinito se me quedaba corto... Existieron, sólo tengo que remover la arcilla y encontrarlos donde un día los dejé olvidados

6 comentarios:

Lenka dijo...

Que no es posible echar fuera lo podrido??? Ya lo creo que lo es. Te arrimas al acantilado y a tomar vientos las orugas!!!!

Fiebre dijo...

¡Ay no, mi niña!

¡¡¡Vacía TODA la mochila!!!
De lo malo y de lo bueno.

Haz siempre una maleta empezando desde el primer zapato hasta el Rimmel. No te fijes en la que hiciste para el viaje de hace dos temporadas.

¡Amos, Nebroa, no me jodas!
Siempre avanzando..y sobre un lienzo en blanco, ¡que no se diga que tú eres cobarde!

eltauromquico dijo...

Solo se mira atras por sobre el hombro y solo de esta forma forma uno podra seguir avanzando. Pero si te detienes y das la vuelta, estas perdida pues el pasado te atrapara.

un beso

Nebroa dijo...

Lenka, ya lo sé, entiendo lo que dices y lo comparto. Sin embargo puede haber cosas en el pasado que sean oscuras, negativas, tristes. Puede haberlas, y no desaparecerán por mucho que me ponga gafas blancas. Así es y así debe ser. Es la vida, un extremo y otro. No SIEMPRE es la vida el mejor sitio donde estar. Y para mí, ahora, lo importante es aceptarlo, sin que ello lleve consigo la parte de que se instale de tal manera en mi presente que no me deje avanzar. No, eso no es. Es mirar, conocer, aceptar y asumir lo que ocurrió. Pero además de esa parte, quiero mirar la otra, en la que nunca me fijé, que también existe. Aprender de todo y seguir creciendo, sin menospreciar ninguna de ambas partes... Eso creo :)

Nebroa dijo...

Fiebre, también estoy deacuerdo, una cosa no implica el desecho de la otra. No puede olvidar mi mente lo que ocurrió ayer, no puede ni quiero que lo haga. Es parte de quien soy. Aunque mentalmente me obligue a nacer cada día, sería irreal inventarme que no tengo un pasado. La cuestión es qué hago con aquello que ocurrió. Cómo lo miro, cómo lo veo. Y con qué parte me quedo. Debo eliminar la culpa, el juicio, y para ello debo mirar atrás, conseguirlo y como tú dices, entonces, 'vaciarlo' todo

Nebroa dijo...

Tauro, claro, ese es el modo. No quiero quedarme en aquellos recuerdos, vivir arrastrando el lastre del pasado que menos me gusta. Sólo quiero mirar, agradecer a la vida lo que me dio, recrearme en lo bueno que me ocurrió. Sólo con la vista, el alma sigue quedándose en lo único que existe, el presente...
Gracias y bienvenido :)