domingo, 11 de julio de 2010

Quiero quererte así, moldeando el espacio interno que te acogerá, dándole tu forma, esculpiendo el molde donde podrás reposar en mí... Quiero quererte sin fuegos de artificio, sin exageradas invenciones, sin personajes paralelos a los que admirar. Quiero un espejo dentro, limpio, grande, transparente, donde podré mirar quién eres, qué eres, lo que tienes, sientes y sueñas. Quiero quererte así, tal y como eres. Admirarte. Mirarte. Verte. Tal cual, sin tatuajes inscritos a presión, sin lemas para toda la vida, sin carteles que te definan, sin títulos nobiliarios, sin halo de luz impuesto. Tal como eres... Aquí dentro está el vacío, al lado de otros que se irán llenando, que llenarás con lo que quieras extraer de ti para mí y no con lo que yo quiera inventarme...


8 comentarios:

Pilar dijo...

Hace mucho que no leo una declaración de amor tan sincera y razonable, y no por ello exenta de poesía y magia.

Deseo que el depositario merezca el esfuerzo y se desprenda de miedos e inseguridades, pocas mujeres se atreverian a tanto como tú ofreces.

f dijo...

espero que lo consigas.te lo mereces

hijoeputa dijo...

Buf, ya sabes lo que yo pienso. Es imposible querer de es manera. Nunca hay espejos limpios, y todos llevamos tatuajes en el alma.

Diferido dijo...

Precioso, yo también quiero...

Nebroa dijo...

Pilar... Hola :)
No hay destinatario, podría ser el que sueño cada noche, pero no existe, no ha venido a mi vida... Aunque también puede servir para todos los tipos de amores, de hecho cuando empecé a escribirlo pensaba en mi amiga Eme, aunque luego, irremediablemente se fue para el amor que me gustaría encontrar

Efe, lo de 'merecer' es algo tan relativo... no?

Hijodeputa, comparto tu visión, pero por qué ha de ser imposible? por qué lo de llevar tatuajes en la frente debe ser, necesariamente, aquello que impida conseguir el otro reto?

Diferido, pues de momento, somos dos en el club! :) Bienvenid@

F dijo...

Claro que es relativo,pero es lo que yo pienso.

hijoeputa dijo...

no, si no es cuestión de pasar de retos, puedes conseguir el amor de tú vida. Pero al igual que no existe el blanco puro, nada más que en nuestras mentes, el amor puro en la realidad tampoco existe, solo es algo que podemos imaginar, pero no existe. En la vida todos llevamos garnitos de arena en los bolsillos y nada más sentarnos en otro sillón dejamos rastro.

Nebroa dijo...

Es cierto lo que dices hijodeputa, deacuerdo una vez más, pero aun así, a pesar de llevar sombras implícitas, y pasado, y experiencias, y tatuajes y sellos... yo quiero querer así, quizá sea imposible hacer eso perdurable en el tiempo, pero creo que factible poder sentirlo, en pequeños atisbos, de manera fugaz, en instantes pasajeros, pero que puede sentirse...

Efe, tú me quieres demasiado! Mua