jueves, 15 de julio de 2010

Dosifica Ana, dosifica... Mentalmente quiero hacer tantas cosas que me aturullo yo sola. Ahora no tengo tiempo de nada, así que voy sumando y sumando, y me agobio yo sola :s
Ver varias pelis anotadas, un montón de libros en espera, 3 cursos que ya comentaré para que nos descojonemos, visitar rincones de Murcia que desconozco, inventar un destino barato e interesante para escaparme unos días en agosto, subirme con regularidad a la bici olvidada de la mano de bruce, leer todas vuestras perlas atrasadas... Y el tiempo se me escapa entre los planos... Prométeme que no volverás a agobiarte tanto laboralmente, si ya sabes que es un error, que no te va bien y te aporta menos de lo que esperas, por qué vuelves a aceptar tanto curro?
Que no tengo un duro, va a ser eso jamía, va a ser eso
Pero desde cuándo lo importante para ti fue tener pasta?
Pues desde que quiero viajar, supongo
Ah vale, ya me vas contando mañana si eso...

3 comentarios:

silvo dijo...

Es curioso el tiempo que perdemos en decidirnos y la cantidad de veces que nos parece que la decisión no era la mejor, además pensar en todo lo que se puede hacer nos lleva a que no hagamos gran cosa ya que nos parece tanto que hasta da más pereza, besos

Zara dijo...

A mí también me pasa eso, me agobio de querer hacer cosas y lo que me falta es el dinero!
Ayer fui a la fnac y salí llorando de tos los libros que quería comprarme! jajajaja

ToTo dijo...

Entre el atentado a los derechos humanos, que es dibujar planos, y el viajar que es maravilloso, hay un punto medio, en ese estas parada.
No te agobies, el objetivo se cumplira.
Un abrazo inmenso. ToTo