miércoles, 23 de junio de 2010

Te creo

Puedo ponerle un globo a la realidad, convertirla en grande, divertida, apasionada y brillante, puedo voltear mi mente hacia el lado resplandeciente, ponerme lentillas de colores y mirar cómo cae el sol sobre todo el presente. Puedo hacerlo, y he aprendido tanto y tan bien que ya empieza a salirme sin demasiado esfuerzo. Pero ya lo sabes, ya me conoces, por dentro, aquí donde sólo yo alcanzo, aquí dónde sólo yo llego, donde me quedo, donde vivo y habito, donde soplo cenizas y peino deseos infinitos... aquí, sabemos que nos falta la emoción de la verdad, de esa verdad que un día me inventé que era la buena y que nunca existió.
Sé convertir un martes cualquiera en trocitos para recordar, el atardecer que veo tras la ventana mientras trabajo en un buen momento para ganarse la vida, un concierto en soledad en un acto de valentía, puedo incluso exprimir una mala película en la siesta del sábado en un cojín donde acomodarme, y hasta la cerveza sin alcohol en curiosidad por nuevos sabores. Puedo decirme que crecí estando sola, que maduré con el sufrimiento, que las lágrimas me dejan más guapa, y que un café de los malos a media mañana facilita el desarrollo de mi organismo evacuando cosas que no sirven. Puedo convertir en lema lo de que consigo consolarme sola, puedo escaparme a Alemania de visita fingiendo que viajo y conozco, puedo ponerle flores a mis planos copiados creyendo que soy creativa, hacer deporte diciéndome que quiero sentir todo mi cuerpo. Puedo decir que ser tan blanca de piel me hace atractiva, que mis ojeras me dan personalidad, o que mis pies se han vuelto feos de tanto usarlos corriendo en busca de la felicidad... Puedo decirme mil cosas, repetírmelas y hasta creérmelas.
Pero cuándo convenceré a la que vive dentro? Quién le hará creer que con todo esto tenemos suficiente? Que es bastante? Que es mucho? Que esto es todo?


14 comentarios:

CAÓTICA dijo...

Jo...

me has dejado planchada.

Si te sirve de consuelo, a la de dentro no la convence nadie...

besos

Mery Larrinua dijo...

...solo puede tu convercerla...a esa que esta dentro...unificate...no la dejes sola...es parte de ti....
un beso

Lorena Chavarría dijo...

solo tu puedes convencerla y vencerla solo tu.

Y no sabes como comprendo los trazos de tus lineas,no sabes como ni cuanto,


un abrazo

jok dijo...

que le falta a la que tienes dentro?


,,,el que yo tengo dentro solo quiere estar solo...

PazzaP dijo...

Si ya puedes todo eso, sólo tienes que sentir que es cierto. Poco a poco, a sorbitos, con amor.

Para sentir que es cierto, han de acabarse los juicios contra ti, y una vez perdonada podrás recorrerte de nuevo con ojos renovados, inocentes, y te entusiasmarás de verdad contigo, con el poder que tienes para crear tu realidad.


No te olvides de que en tu realidad hay otras personas, cuya voluntad no controlas. Y está bien que así sea, tan libres como tú misma eres de escoger y de hacer.

hijoeputa dijo...

Pues mira, si tienes que convencer a la que vive dentro de tí de que todas esas mentiras son verdades es que no sabes mentir tan bien como creías. Practica. Otro camino es que nunca te mientas y siempre te cuentes la verdad, lo malo es que entonces lo que tendrás que practicar es la aceptación. Decide pues que es más fácil mentirle bien a la que llevas dentro o convencerla de que lo que hay es lo que hay.

Rizar el rizo dijo...

Inventando y fantaseando consolarás a la de dentro, pero no creo que nunca consigues engañarla porque simplemente eres tú y eso de engañarse a sí misma es muy difícil... yo diría que para personas inteligentes, imposible.

María dijo...

Y si fuera la que vive dentro la que hablara a través de ti? Y si tú sólo fueras su portavoz? Y si eres tú la q no crees q eso sea posible por más q la q vive dentro de impulsa a ello?

Mistral dijo...

Sólo cuando descubrimos, que en el no forzar está la serenidad, comenzamos a vivir.

Cuando nos quitamos las gafas multicolores y aceptamos que sin ellas en nuestro interior hay colores suficientemente hermosos y sencillos, es entonces cuando hemos dado la primera pisada para recorrer el camino que nos puede llevar a la plenitud.

En él deben de haber lágrimas, recuerdos, dolores; para poder limpiar nuestras pupilas y ver la autentica belleza que duerme en nosotros; en nuestra vida.

Disculpas por enrrollarme.

Besos y... lucha!!!

Nebroa dijo...

Caótica... Nadie? Del reino de los nadies mundiales? ni siquiera una misma se puede convencer? Entonces, soy presa de algo que no manejo ni controlo?

Merry, me ha llegado dentro lo de 'unifícate', porque creo que es básico para caminar. Pero yo soy muchos extremos, soy pensamientos alejados, cada uno en una punta, con los que, además, lucho constantemente, será el equilibrio incesante que busco desde que nací, y ahora sólo soy capaz de observarlos, ese es mi avance, ese es, por ahora mi logro, saber que están, cada uno en un mundo diferente y que mi trabajo es por un lado no hacerles demasiado caso, no dejarme llevar por ellos, y por otro, entenderlos, comprenderlos y amarlos como parte de mí que son...

Nebroa dijo...

Lorena, en esas estamos... creo que sólo puede conseguirse con amor, no con ira, con rabia, con sentencias estilo juez condenatorio... Un abrazo enorme, de comprensión y entendimiento mutuo

jok, la de dentro no sabe lo que le falta, sólo sabe que a veces no se encuentra agustito con sí misma. Y ese es mi trabajo, conocerme, entenderme, ponerme algo de razón sin dejar de amarme en todas las partes del proceso... sin juzgarme, sin machacarme, sin exigirme saber, irremediablemente, qué es lo que me falta...

Nebroa dijo...

Pazza, me gusta mucho que vengas y des tu visión a mis letras. Me gusta y aprendo. Una pequeña guía en el camino. Sé que el perdón, el amor, la ausencia de juicios y de dudas es parte básica de la cuestión. Lo sé. Sigo viviendo, intentando guiarme con eso, pero no negaré que es difícil, acostumbrada a juzgar durante toda una vida... Perdonarme. Qué bien suena la palabra y qué pocas veces me concedo el perdón

Nebroa dijo...

hijodeputa, es complicado, todo es bastante complicado. No me gustan las mentiras, además, no me funcionan, aunque hagan su efecto en un tiempo concreto, no perduran, se caen. Así que lo mejor es la verdad, pero quién afirma esa verdad que me cuento? Hay una sola realidad, lo sé, pero muchas maneras de interpretarla, cuando me digo cosas diferentes acerca de un mismo hecho, qué verdad es la que he de creerme, cuál es la que debo quedarme? Es complicado, para mí, que tengo una batidora como mente...

Nebroa dijo...

Rizos, efectivamente, no funcionan las mentiras con una misma. Pero y si lo que en primera instancia creo acerca de algo es la mentira y lo nuevo es la verdad? Y si he vivido siempre mirando con un filtro erroneo, que establecí como verdad, y que es lo que mantengo como eslogan y resulta que estaba equivocada? ... jajaj creo que no se me entiende!!

Mistral, nunca te enrollas demasiado para mí. Me gusta. No forzar, aceptar, dejar de enrevesar lo que veo, de darle vueltas, de convertirlo en mil acepciones diferentes... Vale. Sí. Eso es. Ahora me queda el cómo ir convirtiendo en realidad eso que sé que funciona. Gracias