lunes, 14 de junio de 2010

Llega el lunes por la noche, con la lluvia del atardecer, con la intención de quedarse. Derrumba el futuro y le mete hormigón a ese trozo maldito del pasado, lo vuelve pesado, temeroso. Lo arrastra al presente y te lo sirve en bandeja caliente que levanta escalofríos. Realiza su misión mientras tú buscas miradas que alcancen más de 5 metros... Te arranca las gafas de lejos y ensucia las de cerca, te arrastra hasta los lugares que no quisiste pisar, las emociones que no quisiste sentir y las personas que un día borraste de tus días. Construye lazos de acero a la vez que tú borrarías todas las cruces que surgieron al mezclarse sus destinos con los tuyos. Se lleva la creatividad, la ilusión y convierte en invisibles los débiles motivos que te mantienen vivo

2 comentarios:

jok dijo...

regresiones al abismo sin futuro?
cada vez son mas frecuentes....
nadie las entiende
nadie las cree
y me hacen pensar
que soy yo el unico que las ve

Nebroa dijo...

Me parece que no eres único en esto. O vale, quedémonos con que somos únicos ambos dos!