martes, 6 de abril de 2010

Realidad

"El ser humano es infinitamente más fuerte de lo que cree,
a pesar de que está constantemente creyendo que no puede más"
Zara Gomariz Rabadán

12 comentarios:

Zara dijo...

JAJAJA!
mi frase!
Qué honor que ocupe toda una entrada de tu rinconcito :)

Lenka dijo...

Es que es una frase muy buena!!!!

Rose Kavalah dijo...

Cierto es

gora dijo...

Diossssssssss cómo os quiero a las dos!!!!!!!!!!!!

Lorena Chavarría dijo...

es que hay veces que se acaban las fuerzas....pero siguen adelante....los que son humanos

un beso

aluciinaandote dijo...

totalmente real.

Un beso..

violetazul dijo...

Qué gran verdad!!!!

Sí es lo que parece dijo...

Genial, sacamos fuerzas de dónde pensábamos, no quedarían más.

Te debo algo, no se me olvida ;)
Besos

Nebroa dijo...

Zara es muy grande, para los que no la conoceis, tiene 'sólo' 16 años, su tiempo no transcurre igual que el del resto del mundo, ha avanzado en su edad más que muchos en toda una vida, o dos, o tres. Piensa, reflexiona, siente y no deja de vivir. Hoy hablaba con su hermana, que es 'gora', mi mejor amiga en este tramo de vida, que eso me inquietaba mucho, cómo unas personas tienen ese don, el que tiene Zara, el que ya no perderá, y cómo otras (entre las que me incluyo) no nací con ese poder para convertir la vida en algo maravilloso. Qué pasó en mi mente para no poseer eso que ella, naturalmente, tiene...
En fin, ella tiene muchas cosas dentro, tantas! ays! muy muy grandes ;)

Zara dijo...

jopé, me sacas los colores! :)

Lenka dijo...

Pues tienes mucho mérito, Zara. Porque yo crecí oyendo lo tremendíiiisimamente madura, sensata y lista que era para mi edad. Siempre la misma historia. Pero, vaya por dios, por lo visto sólo me servía la madurez pa sentirme un bicho raro, para ver "la insondable negrura del alma humana" y para ser de lo más triste que te puedas imaginar!!!! XD Hoy me río, eso sí. Pero maldita la gracia que tenía!!!

Admirable que alguien tan joven posea la madurez y la sabiduría de saber cómo es la vida... y ser feliz con ello!!! Qué envidia sana me das! No pierdas esa lucidez nunca, por lo que más quieras!

Nebroa dijo...

Efectivamente Lenka, esa que describes también era yo. Uy qué madurez, pareces más mayor de lo que eres, bla bla bla... pero como dices, una madurez de esas que sólo sabía y aprendía a ver las cosas cada vez más y más oscuras. La parte negra, que llegué a conocerla como la palma de mi mano. Por eso lo de ella es tan grande, o yo lo veo así, que se mete de lleno en su mente, en su alma, en sus pasos, precisamente lo de saber ver cosas que no se ven con los ojos, pero justo con el halo mágico, no con la sombra que cabalga en el opuesto.
Zaraa! Mua!