martes, 6 de abril de 2010

No me alejo de mí

Que todo es parte del proceso hacia la luz, que la cerveza de hoy, las risas de por la tarde, la compañía, el abrazo de después...
Que todo es parte del proceso hacia mi propia luz. Que no es entretener el tiempo, es seguir viviendo. Aquí ahora, después más adentro, más alejada del centro después. Así es mi vida. Siempre rodeando el epicentro.

9 comentarios:

silvo dijo...

Rodeando el epicenro pero sintiendo los efectos de los movimientos en el mismo, un beso Nebroa

Lenka dijo...

Eso es. Eso es. VIVIR. Al principio parece sólo "llenar el tiempo", y puede que en parte lo sea, por aquello de no pensar en el asunto a olvidar. Pero mira, así se empieza, y luego se pilla la mecánica del asunto. Y resulta que luego no sabes cuándo dejaste de pasar el rato y empezaste a vivir. Ya se te confunde?? Genial!

Sí es lo que parece dijo...

Me sumo a lo que te ha dicho Lenka, acabas olvidando que tratabas de llenar un tiempo, porque estarás demasiado ocupada y te faltará tiempo, porque vivirás.

Besos enormes

Verónica dijo...

Seguir viviendo ....

Parece fácil, ¿verdad? Sólo nos damos cuenta de lo que cuesta cuando nos ponemos a pensarlo.

Me alegro de verte como te veo últimamente. Esa luz, esa luz .... no dejes de perseguirla.

Nebroa dijo...

silvo, perfecto. Así es, yo estoy más lejos o menos de mí misma, pero todo lo que ocurre toca lo que soy, lo que SOY.

Lenka, siemrpe hay algo aquí dentro que sé que debo 'curar'. Eso lo sé, y nunca lo olvido. Pero a la vez la vida continua, allí fuera, al final de tanto oir que y pensar que no tengo que llegar a un lugar concreto, que tengo que seguir viviendo, que ahora toca esto, que tocó otra cosa en el pasado y que tocarán las demás después... Al final hay días en los que todo se confunde. Todo a la vez. Y esos días que ocurren de vez en cuando se convertirán en continuos...
Sabes? hoy me quiero.

Sieslo... no me gustaría perderme nada de esta vida. No me gustaría perdérmelo... Quiero ESTAR

Verónica, para mí esa frase, 'seguir viviend' resultó durísima durante mucho tiempo. Me costaba vivir, aun lo digo a menudo, me cuesta seguir, no le he cogido el gustillo a esta vida, seguramente no sé vivir como otros... Todo eso es habitual en mi vida. Ahora estamos en esas de vale, es habitual, pero y si no es lo natural? Será que si aparto todo eso, detrás, hay otra cosa? ;)

Gracias por venir!

Lenka dijo...

También aprenderás a que no te cueste. En serio. Cuando te sientas bien, completa, tranquila (y en ello estás) y tengas la vida llena de cosas que ya no sólo llenen espacio y tiempo, sino que te llenen a ti (y eso llegará también) ya no se tratará de "seguir viviendo", sino de vivir sin más. Y de vivir feliz. Razonablemente feliz. Porque perfecto no hay nada, la verdad, pero al final ya no importa mucho que sea perfecto o no. Es. La vida. Tiene su gustillo, tiene. Se lo pillarás, se lo estás pillando, de hecho.

Lorena Chavarría dijo...

según mi terapeuta, debes vivir desde ti y para ti, hacer las cosas que más te agraden y reconectarte con tu diosa interna, sonreírle , adorarla, mimarla, para que vuelvas a brillar con tu luz, y no salirte del tu centro.

añil dijo...

Me gusta cómo dices las cosas.

Volveré.

Besos

Nebroa dijo...

Lenka, sigo pillándole el gustillo a la vida, sí, sigo aprendiendo. Me jode estar aun en el lado 'oscuro', me repito que esto es lo que ahora hay, esto es lo que toca lidiar, aunque los sentimientos se hayan acostumbrado toda una vida a lamentarse, y por eso me confundan con la tristeza y la ansiedad muchas veces...

Lorena, me gustan tus palabras, la vida sigue enviándome señales, casi todo el tiempo, si estoy atenta a ellas, aparecen sin más, de la nada. Como tus letras... Gracias

Añil, fui a verte ayer después de pasar por el blog de Concha, te he agregado a mis habituales. Bienvenida :)