jueves, 8 de abril de 2010

Nací para dudar!?!?!?

Ya sé que así no es, que no puedo venirme abajo, ya sé que no encuentro las fuerzas para ir a ese puto concierto. Ya sé que no dejo dudar, de preguntar, de cuestionar. Ya sé que me da miedo sentir el dolor punzante en el mismo centro del pecho. Ya sé que debería ir, como mandas los que saben, pero es increíble que sienta que no pueda hacerlo... Que sí, que iré, que supongo que me armaré del valor que no tengo y apareceré allí...
Pero dime una cosa, si me conozco y sé que no podré desconectar y disfrutar (como me gustaría y como sé que puedo hacerlo) de la música, si quizá la mayor parte del tiempo me la pase pensando en mierdas varias... Por qué cojones he de ir? Si sé que ahí hay un foco de infección jaja, por qué coño me metería de lleno en él?... Joder, puta mierda todo

10 comentarios:

Para dijo...

Comentario "biomedico" :

Los niños tienen que comer mierda y pringarse de infecciones para luego crecer mas y poder defenderse de todos los malos bichos. Los focos de infeccion, son el principio de la cura.

Y despues de esta reflexion tan tan tecnica, solo decirte que disfrutes cuanto puedas y que la musica haga su labor...

Lenka dijo...

Efectivamente, enfrentarse a los miedos es un buen modo de aprender a hacerse corteza. Ahora bien, es cierto que NADA te obliga a NADA. Ir y disfrutar sería lo ideal. Ir, comerse la bola y superarlo también estaría bien. Que no te dé la gana de ir porque no te apatece amargarte es igualmente buena idea. En ningún caso es un fracaso. Conduces tú, ya sabes. Mira hacia dentro, sopesa, a ver qué te compensa más.

Que te pondrás de los nervios al menos un buen rato? Casi seguro. Que no palmarás de esta? Fijo. Que puede serte útil para ponerte más chula? También. Que sufrir a lo tonto es bobería? Sí. Que no tienes por qué perdértelo por un pelón? Sin duda. Que tampoco es plan de andar evitando todos los rincones que él pise? Claro. Que no tiene por qué ser todo ahora mismo? Desde luego.

Tú conduces y tú decides las rutas y los ritmos. Decidas lo que decidas está bien. Que puedes? SÍ. Puedes. Lo uno y lo contrario. Puedes perfectamente, depende de ti y que nadie te diga otra cosa. A tu bola.

Helena dijo...

pues digo yo, que el miedo esta para vencerlo ! y tu puedes saltar muy alto. Besos
yo ahora mismo estoy acojoná, pero solo me durara un rato, no pienso entretener mas a mi miedo.

Rose Kavalah dijo...

Vaya días que llevas últimamente, te diría que te pongas alguna canción de esas que te incitan a gritar, pero creo que estos días hasta la música te "duele" así que no sé qué recetarte, un abrazo digital quizá.

Lorena Chavarría dijo...

Sabes, comprendo tanto ese miedo,
y no puedo decirte vencelo, solo cierra tus ojos , respira hondo...
hay veces que tenemos que llenarnos de mierda para crear anticuerpos, y así llegar a la inmunidad natural...donde ya no te afecte.

Un abracito

Nebroa dijo...

Me fui pensando en el comentario del médico, en el foco de la infección, me fui pensando que los miedos son invisibles y que sólo están en la mente. Me fui pensando en vencer mis fobias. Me fui pensando en que era una prueba, una experiencia, una forma real de enfrentarme a lo que vengo diciendo en mi mente... Me fui y entré. Y lo vencí, el miedo, aunque la paz no sea absoluta después. Aunque no sea uno de esos miedos que una vez que han pasado te quedas respirando relajadísima.
Gracias a las chicas, al chico también por ese abrazo. Supongo que no entiendes nada, pero me abrazas y eso ya es más de lo que te regala la vida a veces...

Sí es lo que parece dijo...

Me alegra que fueras, me alegra que lo tomaras como un reto a ti misma que por supuesto has superado,....Nebroa, creo que el concierto, el hecho de que hayas ido, es muy buena señal. Vas por muy buen camino.

Te contaré una cosa ahora que no nos oye nadie. Cuando me separé (cuando me dejó como a un perro), le tenía pánico a salir, a la gente, a las llamadas de las amigas, me daba miedo todo, esquivaba todo lo que me recordara a cada instante mi asquerosa, triste y solitaria vida, hasta que un día me invitaron unas amigas para ir aún espectáculo, invitación que por supuesto rechazaba una y otra vez y todo el mundo me convencía para que fuera, que me vendría bien.

Afrontando mis miedos, sintiéndome mal hasta físicamente, decidí ir. A partir de aquel día, mi vida cambió, bueno mi vida no, sino el enfoque que yo le dí a ella. En aquella salida conocí gente, que me llevó a otra gente, con los mismos o diferentes temores...Empezaba de nuevo a salir timidamente el sol

Cuando llegúe a casa, tampoco respiré relajada, ni mucho menos, lo fui logrando poco a poco. Y aún hoy ante determinadas situaciones, sigue faltándome la respiración, pero, lo peor ya ha pasado. Y se que tu paso a paso lo lograrás.

Besos, abrazos, cervezas, lo que quieras ;)

I came dijo...

a veces odio ser libra

Nebroa dijo...

Forllú, yo hoy me doy por vencida, hoy paso de mí. Hoy estoy cansadísima de dudar, de buscar el equilibrio y de seguir pensando. Hoy me arrancaría la misma mente para no volver a verla

Lenka dijo...

También conozco esa sensación. Pasar ganas de darle a un botón y no ser, no sentir, no pensar. Apagarte un rato. Nada, cero. Es que se agota una, verdad? De darle vueltas a las cosas. Las autopsias son muy cansadas, es cierto. Creo que también es parte del proceso. Llega un momento en el que le has sacado todo el jugo a un tema, a una historia, a una lucha. Tanto que te cansas, te aburres, ya te da grima el asunto. Pues oye, igual es buena señal. Para que llegue a darte lo mismo, digo.

En cualquier caso, felicidades, valiente!