sábado, 10 de abril de 2010

Me pido tiempo muerto

Agotada y exhausta. Así están mis venas y todo lo que las recorre de la noche a la noche siguiente. Estoy cansada. He hecho plof, como los huevos que se te caen sin llegar a la encimera de la cocina. Al suelo. Ale, ahí, desparramao. Así estoy yo, cansada. Pero no el cansancio ese de otras veces en el que recorres 10 kilómetros corriendo (no lo he hecho en mi vida pero tiene que ser pa'morirse) y la meta está a sólo uno más y sigues y sigues corriendo... No, éste, el de ahora mismo es el de, vale, no puedo, ahora mismo no puedo más, me paro aquí, me quedo quieta, respiro... retomaré la carrera más tarde, cuando me de un poco de aire fresco y renueve fuerzas. Porque me he agotado tanto en los úlitmos 15 días que esta mañana el desborde sangriento ha sido desgarrador. Y el cuerpo, y/o la mente han dicho basta. No podemos. Para. Y parada estoy. Me pido tiempo muerto. Minutos, días, un sólo amanecer? No lo sé, ahora me quedo quieta. No puedo seguir exigiéndome así, analizándome así, persiguiéndome así... Ahora no puedo. Freno.
El día ha estado lleno de llamadas y emails a amigos, de un error, de limpiar macetas con hojas secas (como yo), de comprar un teléfono nuevo, de un viaje al futuro, de conocer a 3 personas, de descojonarme con E al teléfono, de llamadas de auxilio, de estar acostada y tener que salir a andar 300 metros como si me persiguieran, de ajustar una cita con el médico que andaba buscando, de charla con mis padres durante la comida con lágrimas en los ojos, de siesta a escondidas del mundo, de preguntarle a mi amigo J cómo se siente sabiendo que en un mes será padre, de fotografiar a Este en su cumpleaños, de escuchar el sitio de mi recreo y a Quique por teléfono desde el concierto cuya entrada descansa en el sobre de la fnac en el armario de lo que iba a hacer y no hice... Ha estado tan lleno de cosas que parece una contradicción que ahora me sienta tranquila, un poco tranquila...
Quería daros las gracias, a los que venís y os mostrais, a los que me ayudais y os preocupais, a los que me empujais, a los que con limpieza en el alma veis más allá de lo que ven mis ojos, a los que estais aquí, diciendo una frase, un párrafo o mandais un abrazo. Gracias. De corazón. Me siento arropada, y mecida y aliviada. El trabajo es mío, y sigo buscándome aunque haya reducido a segunda después de ir en quinta por la autovía de los anhelos. Gracias. De las de verdad.

15 comentarios:

violetazul dijo...

Necesario esa parada.
Retoma fuerzas...
Y vuelve a andar, cuando puedas, cuando quieras, cuando sientas que ha llegado el momento.
Yo he estado 10 dìas durmiendo, y creo que me han venido bien para hoy, poder seguir andando.
Besos!!!

silvo dijo...

Gracias a tí Nebroa por ser un encanto en el trato, en la forma de expresarte, en la lucha que mantienes contigo misma, espero que regreses cuando estimes oportuno, un abarazo y un beso

Jose dijo...

Saludos Nebroa.

¿No será que no has llenado el depósito de combustible? Que eso de ir por la autopista a toda leche lo vacía rápido. Sí, va a ser eso, que luego has tenido que caminar (te habrá parecido correr) hasta la estación más cercana, para que te rellenaran una lata que te permitiera llegar con el coche hasta allí... para luego rellenarlo a él.

Si es que se os queda el móvil sin batería, el depósito del coche sin gasolina, el portátil igualmente descargado...

Nada, descansa, reposa, siestea, hiberna, lo que haga falta.

Un abrazo, morena.

Jose.

Para dijo...

Solo 2 cosillas.
Una un enlace a una cancion que con toda la "pseudo coña" de la letra dice un "SO WHAT" que a mi me quita mucha bilis de encima y pone algo de estimilla encima ( quizas esto era para el post jueves pero el tiempo va a su bola y yo a otra)http://www.goear.com/listen/9520727/so-what-pink
La segunda, aquello de el ojo no lo es porque tu lo veas , sino porque el te ve ( me medio entiendes?)

Un abrazo y un besote gordooooos

Vale, final han sido 4 cosas, Coco no consiguio enseñarme bien del todo

Nebroa dijo...

violeta, al final no sé si la parada es para dormir o para emprender el camino e otra forma menos alarmante, agonizante, ansiosa, tremendista... Freno, ahora freno, porque así, mentalmente tan activa, estaba literalmente 'out'.
Vuelvo, en realidad nunca me voy, pero quizá la manera de seguir la marcha sea a otra velocidad, donde la exigencia, el sufrimiento, los deberes exhaustivos no sean lo que gobierne mi mundo, hoy pido calma, quizá mañana me acelere, pero hoy sigo encauzando la mirada a otro sitio que intenta alejarse de todo el ruido mental ensordecedor al que he estado sometiendo.
Guapa!

silvo, de aquí no me voy, creo que escribir libera muchos muchísimos pensamientos, emociones, sentimientos, necesito escribir, lo hago para mí en folios, lo hago aquí, y en las servilletas del bar. Freno y me paro, pero en actividades mentales que me dañan (o eso intento) pero no puedo ni quiero dejar de escribir. Mua

Nebroa dijo...

José, no sé si lo llené rápido, si lo gasté más aun, si no queda gasolina en ningún sitio cercano o resulta que todo el combustible está aquí dentro. No lo sé. Pero sé que así no podía seguir. Un poco de calma. Un poco de paz.
Un besazo pal norte!

Nebroa dijo...

Para, tu canción se ha colado enmedio del piano que estaba escuchando de Ludovico Einaudi, lo ha impregnado todo de furia, de gritos para descargar... Gracias por el regalo, ya está en la lista de Spotify que se llama 'saltemos'!
Lo otro, lo del ojos, la primera parte de la frase, precisamente la de 'aquello del ojo', no sé a qué te refieres, jaja, pero sí creo entender que quizá yo no vea mi actitud pero él sí la vio. Y dices que eso sirve? jaja

Para dijo...

Ves lo que te decia hace tiempo sobre hacer un blog , naaa si no me entero ni yo de lo que digo.. No lo del ojo lo decia por ti y nosotros, por lo que decias de que nosotros veiamos en ti y tu no, y por aquello de que te dejaramos los ojos. Tendrian que inventar un traductor de pensamiento/sentimiento - palabras/para, mira que soy torpe!!
Me alegro de que la cancion ayude a descargar, es brutal para eso, yo llevo enganchada a ella una temporadita y un dia a este paso me busco un problema al cantarla por la calle o en un coche ;)
Animo y mas abrazos

Maeve dijo...

Yo sigo pensando que lo haces todo tú, que todo el trabajo es tuyo. Que lo conoces bien y lo haces aún mejor. Eso no hace que cueste menos, que se caiga menos rápido o menos profundo. Pero lo bueno de conocer el camino, de esforzarse y no cejar en el empeño, de estar preparada para aprender de eso como de lo bueno, es que la recuperación cada vez es más rápida.
Saberlo no alivia al comienzo, pero te ayudará a ver la vida de otra forma...cuando lo compruebes. O eso espero. :)

Nebroa dijo...

Para... uno tiene un blog y nada te asegura que los que te leen vayan a entender lo que tú verdaderamente estás diciendo! Pero si hay una mínima parte positiva con la que puedan quedarse, ellos y tú, es beneficioso. Lo es.
La canción sonará a toda hostia mañana, de nuevo!

Nebroa dijo...

Maeve, tiene razón en lo de que no cuesta menos porque sepas cuál es el problema, yo creía que sí, que una vez visto, sería fácil solucionarlo, y ahí me equivoqué, no es más fácil solucionarlo, pero es más factible pensar que si conoces el proceso, el levantamiento, el ser consciente de él, hará que no te inunde de lleno, pleno, como antes. Aun así, se me escapan muchas cosas, y cuando el dolor viene, se me olvida lo aprendido. Cuando viene así, tan desgarrador.
Sí, el trabajo es mío y sólo mío. Y sigo currando, aunque haya optado por frenar y respirar, nada cesa. Mua.

Lenka dijo...

Es que hay que parar, no queda otra. Es tal y como lo dices. El coco dice: "basta!!" Y el cuerpo tampoco da más de sí. El cuerpo, ese cascarón que somatiza todo lo que pensamos y sentimos. Basta, cierra sesión, off, fundido en negro. Nada, cero. Reset. Es normal, es sano, es bueno. Hay que escuchar al cuerpo. Hay que dejar que el coco duerma la siesta un rato, oxigene y vuelva con fuerzas. Porque si fuerzas, te da un ataque de nervios. Como el coco es listo, le da al botón y te para. Sí o sí. Es bueno que pase eso. Muy bueno. Disfrútalo, que viene bien.

Nebroa dijo...

Lenka... así estoy, en stand by pero sin cesar en el camino. Sólo que me he sentido obligada, por mente y cuerpo a no seguir absolutamente impregnada del dolor, la ansiedad y la persecución personal a la que me sometí. No he cambiado de la noche a la mañana, nor! Volverán los días de recogimiento y sensación de cura extrema, ahora miro flores, paseo o leo libros. Acudo al médico... He frenado otras cosas, pero no las he apartado, siguen aquí conmigo. En la reserva. Te he dicho gracias?

Lenka dijo...

Más veces de las que merezco! Disfruta de esas pausas del coco. En realidad creo que demuestran eso de que podemos soportar cualquier cosa. Hasta nuestra mente nos ayuda cuando se satura del dolor. Nos deja descansar y luego prosigue la pelea con más fuerza. No sé tú, yo no tenía NI IDEA de que tuviera tales herramientas dentro! Cuando lo descubrí fue todo un alivio, la verdad. Es otra de esas cosas que te dan seguridad en ti misma cuando más falta te hace.

Nebroa dijo...

Lo que es indudable es que el dolor, el abismo, el pozo y la oscuridad, si sabes aprovecharlas, pueden darte las claves para avanzar muchísimo. Ya lo decías tú, es inevitable sentir dolor, pero no lo convirtamos además en algo inutil. Era más o menos así, verdad?