miércoles, 7 de abril de 2010

Han aparecidooo!

No estaban, desaparecieron, se perdieron, las robaron, volaron... No estaban. Eran mis 3 pulseras de plata que tanto me gustaban, a las que tanto cariño tenía, las que siempre llevaba puestas. Hacía meses que las había perdido, con rabia, con tristeza, me jodía que hubieran volado sin más... Me di por vencida a los 15 días tras buscarlas en trece mil sitios diferentes.
Y hoy han aparecido. Mi madre, cómo no, las ha encontrado, en una bolsa de plástico, en un cajón, en mi casa de campo, allí, junto con dos huevos kinder de la hello kitty!!! jajaj
Están aquí! en mi muñeca! Me están grandes! se me salen! Pero están aquíiii! Las he recuperado!

9 comentarios:

silvo dijo...

Me alegro ya que veo que te hacen mucha ilusión, quizás al lado de los Kinder sea una señal ¿no cres?, un besazo Nebroa

Nebroa dijo...

jajaj me mola esa forma de verlo silvo! jaja

Rose Kavalah dijo...

que bonito oficio el perder cosas para experimentar después la alegria de encontrarlas

Mónica PG dijo...

lo que no encuentre una madre..... :)

Zara dijo...

Las madre siempre lo encuentran todo xD

Sí es lo que parece dijo...

Jo, anda que no hace ilusión encontrar algo que ya dabas por perdido. Yo soy un desastre, se me pierde todo, menos mal que mi madre tambien es una buena sabuesa y lo encuentra todo por muchos días que hayan pasado.

Nebroa dijo...

Las madres! Si se pierde y le preguntas siempre dicen: Está en su sitio, si tú no lo ves y van ellas, entonces aparece de la nada!
Yo siempre he creído que hay ángelitos a mi alrededor, lo esconden todo, pero si llega mi madre, los malditooos se lo colocan ahí a ella!!!

Lenka dijo...

Jajaja, eso que te ha pasado es lo que yo llamo siempre "las señaaaaales" (voz cavernosa, que queda más cinematográfico). Los guiños del cosmos. Es una soberana memez, por supuesto. Pero mola. Queda muy bucólico y sube la moral. Qué sé yo, me gusta eso de las pequeñas magias de la vida. Enhorabuena por tus pulseras... y por esa madre!

Nebroa dijo...

A mí me gusta mucho verlo de ese modo. Siempre me invento algo que está detrás de casi todo lo que me ocurre. Que yo no creo en las casualidades, y entonces, de lo más pequeño hago una película americana! Y oye, que me lo paso de bien!!