jueves, 15 de abril de 2010

Entre soñar y quedarme despierta

Estuve en mis sueños anoche, he viajado de madrugada al lado de la incredulidad, estabas tú y un montón de caras lejanas, estábamos todos, y yo me sorprendía de que la vida me diera regalos. Estaba allí, sonriendo pero sin creer en nada. No supe que era un sueño hasta esta mañana, vivía en ellos como vivo en este que aparece cuando despierto. Pero allí ocurría algo que no ocurre en este espacio. Y mi mente se ha traído recuerdos de ese tiempo, se le quedaron impregnadas las alas de lo sentido en el mundo de lo irreal.
Y ahora, que estoy aquí, de pie, buscando el equilibrio, siento que se tambalean mis ideas sensatas y concretas, que las certezas empiezan a esconderse y que el poder es relegado a un buen escondite. Y yo me miro, y no quiero eso. No quiero dudas. No quiero ansiedad. No quiero sueños mal creados sin cimientos claros sobre la fortaleza. Yo no quiero esperar lo deseado. Quiero quedarme quieta, aquí, ahora, seguir creyendo que puedo llegar sola, que puedo avanzar sola, sin tu pelo ondeando mis días. Quiero que suceda, ya lo sé, pero no quiero esperar el suceso. Es difícil de entender, pero yo lo entiendo. Seguir viviendo rodeada de lo que escojo y elijo, rodeada de luz y ganas. Rodeada de realidad. No quiero cargarme el bolsillo de mis sueños, o estrecharlo hasta convertirlo en cero. Pero no quiero que se convierta en la maleta de mi viaje...

5 comentarios:

Esencia dijo...

Que nada te duerma cuando sueñas despierta ni nadie te despierte de tus sueños...

Solo necesitas entenderte tú...

Con cariño, esencia.

Vagamundos dijo...

Nebri (te pongo diminutivo porque lo digo con cariño) creo que en parte lo que te ocurre es que tienes, en el fonfo, un cabreo con la vida de cojones.

No te puedo aconsejar porque yo ando ahi también. El caso es que te he leido y he visto cierta rabia se transforma en abandono cuando se hace explícita.

Nebroa dijo...

Esencia, sí, buena frase, y donde está toda la clave: 'sólo necesitas entenderte tú'. He ahí la cuestión!

Vagaanálisis, jaja, vale, sí, estaba enfadada con la vida, lo estuve, supongo que la ira aun está escondida en algún lugar. Y el abandono que he sentido vagando por el mundo ha sido considerable. La cuestión es qué quiero ahora? qué podré hacer ahora al respecto? cómo me muevo para que eso no sea una barrera para mis avances, en los que me he empeñado sobremanera...

Mistral dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nebroa dijo...

Te leí anónimo... Gracias