sábado, 3 de abril de 2010

En contínuo movimiento


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Nebroa.

Podrías dejarte el pelo largo y teñir la mitad de un color y el resto de otro. Luego sería sólo cuestión de peinarse hacia un lado o hacia el otro, para cambiar de imagen. O hacerte trenzas a lo Pipi Calzaslargas, con los colores mezclados.

Los que ya somos mayores no tenemos ese problema. Se nos va cambiando el pelo de color él solito, sin falta de aditivos, ni colorantes, ni conservantes.

Un abrazo.

Jose.

cactus girl dijo...

Mejor rubia.

Sexy!

Que es que eres mu sexy!!!

Nebroa dijo...

Jose, vete a saber! Lo mismo lo rapo y no lo dejo crecer nunca! Ahh! quién sabe? Cuantas más alteraciones hay dentro de mí, más cambio por fuera, siempre ha sido así, un reflejo de lo que hay dentro :)

Cactus, mejor? bueno, distinta, con el rubio parezco más 'cría', con el oscuro parezco más 'seria'... Al fin y al cabo, dos vertientes de la misma Ana!
Sexy!? jajaj vale, ya si eso se lo diré hoy a todos los tipos con los que me encuentre, que lo mismo no se han dado cuenta!