miércoles, 7 de abril de 2010

dosis de mentira

Cuando hay mucho dolor, punzadas de hierros ardientes, cuando vienen lanzas en décimas de segundo a decirme 'no lo logarás, esto es tan difícil que no podrás vivir sin nadie, esto no hay quién lo coja ni lo entienda, tu no puedes', cuando eso ocurre, me invento realidades con las que siempre he soñado, y me alivia el instante. Aunque sean mentiras, aunque no sean soluciones, aunque sea un espejismo de realidad que me he empeñado en crear. Es pan para hoy y hambre para mañana... Algo así como vale, consuélate si quieres con eso, en el fondo de los fondos sabemos que no es lo adecuado, pero si eso es lo que necesitas, quieres ahora, Wendy de mis amores, vale, te dejo, aliméntate de eso. Pero sólo por un rato.

18 comentarios:

Zara dijo...

A veces se necesita, es pan para hoy y hambre para mañana, pero joder, es pan para hoy! Mucho más de lo que en ocasiones una puede soñar.

Marga dijo...

A veces puede ser pan para hoy y chocolate para mañana, quien sabe!

Para dijo...

Lo que pasa, al menos a mi, es que no soy consciente o no quiero serlo, que la vida es hoy, no mañana ni ayer.
Una vez oi una frase ,creo que en una pelicula, que decia algo asi: La vida es lo que nos pasa mientras nosotros hacemos otros planes. En el fondo quizas eso es lo que nos separe de los animales,el no ser consciente de eso, o no querer serlo.

silvo dijo...

No importa lo sabes, te alivias y a ver si luego cambia todo hacia donde deseas, no me parece mal asunto alivia y no estropea nada, un besote Nebroa

añil dijo...

Aceptar que hay momentos así y perdonarse, tenerlos y dejarlos pasar y hacerse transparente, más o menos, que no dure demasiado, no agarrarse al hierro y, después, aquí y ahora.

Me gusta lo que dices y cómo lo dices.

Un beso

Nebroa dijo...

Ya lo sé Zara, lo sé, pero no me permito soñar todo el tiempo. Porque ya sé que no me trae lo que persigo. Me dejo llevar, me calmo, pero fíjate, ya hay algo que se activó no sé cuándo que cuando lo hago sé que lo estoy haciendo, así pues ya no es ni siquiera tan satisfactorio como antes!!

Nebroa dijo...

Marga, el chocolate nunca llega jamía! Se derrite antes de tocarme, así pues creo que mi pan no se convertirá en bizcochito!!

Para, yo quiero ser consciente de eso. Quiero serlo. Deseo serlo. Es que ya sé dónde me lleva estar pensando continuamente en lo que llegará, que encima no tengo ni puta idea de si llegará o no. Y como han pasado los años, y yo sigo sin ver lo que quería y creía que vería, me he empeñado en estar aquí, ahora, que según dicen los sabios es la única realidad.
Ultimamente le pregunto a todo el mundo, tú crees que si deseas algo con mucha insistencia, lo logras? Algo que sólo dependa de uno mismo?...

Nebroa dijo...

silvo... estropear hasta dejarte fatal no, no es ese tipo de estropeo, pero no creo que sea beneficioso para lo que quiero conseguir

Añil, me gusta eso de 'y perdonarse'... Perdonarme. Me gusta

Fiebre dijo...

Cuando prescindas de esa dosis de mentira, quizá no sientas ese anhelo que soñabas que llegaría a tu vida, pero tendrás tranquilidad de espíritu.

Y tal y como están las cosas quizá sea lo más importante para una.

Y esto te lo digo desde el punto de vista más empírico que me ha salido, aunque yo sea también muchas veces una flower-power.

Nebroa dijo...

Eso busco Fiebre, eso precisamente busco. Esa tranquilidad. Tú lo dices, soy la niña que sonreirá. Lo conseguiré. A ti te venía dado de serie o hiciste el camino de santiago alguna vez?!
Pd. me encanta verte ;)

Fiebre dijo...

He hecho muchos caminos de Santiago.
Me verás, chiquilla, me verás.

Pásate por la última de la Cara B y soy yo misma.
Aparte de eso, tengo pensado aterrizar por dos o tres sitios, ya lo sabes. Y Murcia es uno de ellos.

Lenka dijo...

Ay, chata. Es que una no deja de ser yonki sin pasar el mono (de los cojo...) Ya me entiendes. Hablamos de drogas duras! Te entiendo muy bien, yo hacía lo mismo. Echar la cabeza por lo alto, para distraerme. Pero recordándome siempre (como muy bien tú haces) que eran pelis, novelas, culebrones, cuentos para no dormir (o para dormir). No pasa nada mientras lo sepas. Y mientras sean cuentos, no esquemas de esos a la búsqueda de encajar en algo o alguien por narices.

No, cuéntatelos a ti misma, gózalos, ríete de ellos, pasa el rato mientras dure el mono. No pasa nada. Al final llega el chocolate, pero llega bien, porque no se lo pides "al primer pelón que pasa" (juas, el reproche que me hacía mi mejor amiga siempre!) sino que te fijas muy mucho en quién lo lleva y si es del que tú quieres. Para eso también sirven los cuentos cuando aprendemos a usarlos bien.

Por supuesto, cámbiese "pelón" por cualquier otra cosa de la vida. Funciona con todo.

Nebroa dijo...

Ojalá vengas pronto... Yo ahora toy en fase autóctona, de esas de mejor me rodeo de todo lo que me llena y me gusta, de lo cercano, de lo cómodo, que me encuentro más arropada y cuidada... llámese macetas, madre, café en el bar de siempre, mis amigos cercanos, o los caracoles del huerto en mi coche por las mañanas. Vente anda. Mua

Nebroa dijo...

jajaj lenka, lo del primer pelón me suena. Me lo he dicho muchas veces. Vengaaa, este mismo! a la cazaa! jajaj...
Debes saber que tu frase de que los cuentos sirven cuando aprendemos a leerlos y entenderlos bien, me sana un poco esta ansiedad.

Lenka dijo...

Genial, porque dejar de soñar es imposible. Y además es triste. Te lo decía en la entrada anterior. Soñar es estupendo si se asume con calma que no siempre se cumple, si sabe aterrizar después y si se sabe (que tampoco es fácil aprenderlo) disfrutar de lo que sí se cumple (aunque no sea al pie de la letra) en lugar de sufrir pensando dónde estará la trampa. Vaya, que creo que otra vez se trata de "conduzo yo". Hasta pa soñar!!

Nebroa dijo...

He estado mucho tiempo encima de la marea, una mierdecilla en alta mar, como dice mi padre cuando algo no tiene valor, ahí, enmedio, p'acá, ahora p'allá, p'al otro lado. A pesar de observar, de mirar, durante mucho tiempo fui (y aun) una pluma enmedio del viento, así me sentía. Ahora, que parece que empiezo a creerme que soy dueña de mí misma, que puedo moldearme... ahora la vida parece otra cosa. Al menos hay tareas que hacer, y no 'nada', como antes lo veía.
En los sueños, otro mundo, otra asignatura. En qué creer y qué parte de mí seguiré dejando en la tierra. Ahora los tengo a todos en cuarentena, ahora no quiero ni mirarlos, por si se me ocurre quedarme dentro de ellos y perderme el resto de vida. Supongo que saldrán de nuevo, poco a poco, cuando les vaya abriendo puertas y vuelva a creer en ellos...

Para dijo...

"Ultimamente le pregunto a todo el mundo, tú crees que si deseas algo con mucha insistencia, lo logras? Algo que sólo dependa de uno mismo?..."

Pues despues de darle vuletas a la pregunta.. me temo que la respuesta es no. Suena muy radical y quizas es que estoy un poco en esa fase, pero el deseo insistente y persistente a mi solo me ha llevado lejos del objetivo en cuestion, idealizado pero cada vez mas inalcanzable. Supongo que tambien esta el significado de "desear" y si se acompaña de algun esfuerzo adicional, pero el que dependa solo de uno mismo me parece un buen punto de partida.
¿Y tu?

Nebroa dijo...

Yo no creo que lo de ahí fuera se consiga si lo DESEAS, si lo persigues, si lo idealizas, si lo conviertes en un dios absoluto. No creo que pueda cambiar el estado de las cosas o de las personas por desearlo. No de ese modo. Pero quiero creer que los deseos que vayan en pos de una mejoría interna sí pueden hacerse realidad. Pero igualmente sin persecuciones, sin empeños, sin 'por cojones', sin obligaciones que anulen todo lo demás...