viernes, 30 de abril de 2010

Dices tú de paranoias

Te has parado a pensar la de cantidad de conceptos que se amontonan en nuestra mente? Te has parado a pensar que quizá la mente ni siquiera esté en el cabeza? por qué nos señalamos la frente cuando hablamos de ella? Te has fijado en lo que son las emociones y en lo que las difiere de los pensamientos? te has dado cuenta de qué va primero? si el sentimiento o la idea? te crees capaz de controlar alguno de los dos? Crees que podemos manipularlos además de observarlos? Y si podemos observar, por ejemplo, lo que pensamos en un momento determinado, entonces, qué somos nosotros? Qué nos define? Y si te observas pensando, de repente, algo, de dónde coño ha salido esa idea si no la has fabricado conscientemente? Podemos pensar lo que queramos, un elefante rojo, una nube verde... pero de dónde salen los otros que no pienso porque quiero?...

Vale, me pongo a trabajar ahora mismo...

5 comentarios:

solitaria de la mancha dijo...

Vaya paranoia!,vuelvo a repetir lo del otro dia...¿que cenaste en casa de tu madre?...jejje
Saludin

Nebroa dijo...

jajaa vale Soliiis! Lo peor no es qué cené el otro día, es qué me dieron de pequeña cada día para que este torbellino que se llama mente no pueda parar nunca! Mua

violetazul dijo...

Deberíamos tener un botón, tipo reset para parar todo eso que no queremos pensar, y que parece que de ninguna manera podemos evitar..
Besos

Rizar el rizo dijo...

Lo cierto es que ala mente es algo muy enigmático. Yo pienso que si no sabemos su total funcionamiento, dejémosla que disfrute

Nebroa dijo...

Violeta, lo peligroso sería que nos gustase todo eso que pensamos! En este caso, esta paranoia no trae nada 'negativo' al cuerpo, pero ay, qué hacemos cuando lo que ideamos sí trae daños colaterales!?

Rizos, piensas bien, yo me he empeñado durante muchísimo tiempo en lo contrario, llegar a entenderla... Claro, así m'equedao!