viernes, 23 de abril de 2010

Cien metros 'vallas'

Fui. Salían problemas por todos sitios, pero fui. Estuve a punto de rendirme... la cerveza ingerida en el bar de Este hacían que mis ojos quisieran apagarse, pero he aprendido a superar mis dolores cuando quiero algo o la intuición me dice que he de hacerlo...
Fui. He ido. Y no ha pasado nada. Los miedos se vencen, los traspasas y desaparecen. Él estaba, claro, y mi incomodidad crecía cuanto más se acercaba. No ha habido palabras, ni miradas. Él no es quién yo creía, me equivoqué. Y cada mañana el sol viene a mostrármelo. Estar colgada de alguien inventado es jodido, porque te llevas dos decepciones, la de que la marioneta que inventaste no era real y la de que ni siquiera la silueta que mirabas quiere saber nada de ti... Pero aquí sigo, con mis decepciones a cuestas, con mis carencias en el bolsillo, mis errores y desamores en el ombligo, con la losa del pasado en la espalda... aquí sigo. Haciéndome creer que el hecho de no importarle a él no me hace más pequeña, ni ridícula, ni tan diminuta como me he sentido a veces. Aquí sigo. La vida me regalará sonrisas tras los árboles, y creeré en ellas hasta que no me quede aire para suspirar...
Hay un torrente de letras que quieren salir, canciones de amor, dardos a su espalda, hasta besos que dejé escapar buscando sus labios. Hay poemas tristes, prosa llena de verdades, romanticismo enlatado... caricias que no he dado. Hay tantas cosas... Pero quiero apartarlas, y mirar de frente al mañana. Mirar la vida con ganas. En qué se convertirá este momento cuando mis días alcancen su fin? Hay mucha vida tras el bosque de lágrimas, y quiero quedarme a verla...
De vuelta a casa he recogido todas las esperanzas que vagaban por las aceras de la derecha, la fe clavada en los semáforos, la confianza del bordillo izquierdo, la eternidad que marcaba la línea continua del centro... Quiero ser feliz y me anclaré a mi corazón para conseguirlo...
Aunque aun mire el móvil esperando un maldito mensaje, aunque tenga que ponerle el bozal a la que suspira por hacer lo mismo de siempre, aunque aun tenga dentro muchas cosas que rechazo, aun así, logaré vencer, porque como dice Gastelo, el perdedor es aquel que ni siquiera lo intentó... Y yo... ya se sabe... i'm pulling out of here to win


17 comentarios:

Anónimo dijo...

NEBROA 2 --- PIJOPERA 0
Animo reina este partido lo has ganado , el se lo pierde ...N

Karla Preciado dijo...

Hola linda:

quién sabe porqué vengo acá para identificarme. Todos somos capaces de nombrarnos a través de los demás, aunque no nos miren.

A veces me encantaría ir por ahí como tú recogiendo gramos de felicidad. Quizá en alguna forma inconsciente lo hago. Y me encanta saber que eres capaz de mandar un poco al demonio esos sentimientos percibirte como ridícula o pequeñita a veces... ante ese tipo de circunstancias. Yo lo he sentido también y quizá lo siento hoy mismo un poco. En mi caso por andarme ilusionando con algunas cosas más propias de una de adolescente.

En fin, aún falta mucho por aprender pero aquí estamos. Las dos, a pesar de los embates. Eso ya es algo ¿no?

Te dejo un beso grande.

Sí es lo que parece dijo...

Nebroa, mi nebroa, es tan sabio el sol, cada día vendrá a decirte lo que hay. Y apuesto lo que sea a que también te ha dicho que si quieres ser feliz, lo serás.

Tu no has nacido para perder, salta a la vista.

Mil besos

F dijo...

Deja de hablar de el.Piensa en lo que está por venir y no en lo que no vino.Serás mas feliz.

Verónica dijo...

Ya te has dicho tú solita todo lo que los demás te podríamos decir .... Para mí, lo más importante es algo que ya apuntas: ¿Qué supondrá este instante vital en tu recuento final dentro de multitud de años? Pues, seguramente, nada de nada.

Pero, en el mientras, duele. Eso no puede negártelo nadie. Ánimos, chocolates, mimos, y, cualquier cosa que te venga bien para reforzar tu autoestima.

Un beso

Sese dijo...

Porque en el fondo hemos nacido para correr. Qué cierto es que a menudo nos enamoramos de alguien que no siempre es como queremos que sea. Nos enamoramos del amor y luego buscamos una persona que pretendemos que sea así, y no siempre acertamos.

No surrender

Nebroa dijo...

Anónimo! me encanta el resultado del partido! jajaj... Y el nombre que le has puesto!!!

Karla, y tanto que es algo. Es ALGO. Lo de estar aquí, intentádolo, luchando, venciendo, pensando, reflexionando, cambiando, observando... Claro que es algo. Para mí, uno de mis mayores logros.
Te leo decir lo de 'que a veces te gustaría ir recogiendo gramos de felicidad'. Y me pregunto, a veces? sólo a veces? Sabes? me veo reflejada, en ocasiones pienso que sólo he bordeado la persecución de la felicidad, que no me he dicho, de lleno, voy a por ella. Estoy en ella. Y eso es lo que quizá ralentiza el paso, la ambiguedad de nuestras ideas.
Hablas de adolescencia? de perseguir sueños propios de juventud? Bienvenida al club de los imposibles...

Nebroa dijo...

Sieslo, me gusta esa frase, la de que no he nacido para perder. Se me han puesto los pelos de punta al leerla, y quisiera tatuármela en la frente... El sol a veces dice eso que mencionas, aunque la luna aun susurra que es mentira...

Nebroa dijo...

Efe, me encanta. Me gusta lo que dices. Sí. Mucho. Hace poco me dijeron que cuando hablaba aquí de mis penas y lamentos, además de dar vía libre a mis dedos, lo que hacía era engrasar el esquema establecido, darle aceite a mis mecanismos de siempre, víctima, tristeza, apatía, inseguridad. Cuantas más palabras busque para definir lo que me apena, más amplio hago el camino y el mundo por el que siempre me he movido. Y no, ciertamente no quiero eso. Gracias por venir

Nebroa dijo...

Verónica, a veces me ayuda esa visión para quitarle hierro a los asuntos. Él no será nada en la historia de mi vida. Mas sí lo será el proceso por el cuál intento trabajarme por dentro. Sí, me dejaré querer por lo que me rodea para levantar la mirada. Gracias

Nebroa dijo...

Sese, exactamente. Nos enamoramos del amor. Ese es mi pecado, o mi cruz, o mi lastre, o mi estigma. Enamorada del amor, tanto que pasó a ser una obsesión, y colgué carteles a hombres que no eran ni una sombra de lo que me gusta. Quizá un día la sombra sea luz, sea real, sea adecuada. Aprenderé. Sé que aprenderé. No sé cuál será el resultado, si lo habrá o se lo quedará el viento, pero habré aprendido a situarme en mi lugar y no en los lugares del otro...
No surrender. Yes!! :)

Rose Kavalah dijo...

pero te gustó el concierto? :)

Nebroa dijo...

jajaj rose! Mucho! Muchísimo!

Lenka dijo...

Fuiste, viste y venciste. Bravo. Y sí, tienes toda la vida, y besos, y caricias, y momentos, risas, lágrimas, abrazos, secretos, planes... pero chata, resérvalos para quien los quiera, los merezca, los desee, los aprecie. Porque llegará (vamoooooos, que si llegará, como me llegó a mí) y entonces tendrás que aprender algo nuevo: que existe, que es real, que te lo mereces, que te ama, que por fin eres la Reina Mora de alguien. Y lo creas o no... se te hará raro!!! Pero lo aprenderás también como lo aprendí yo (aunque dos años después aún me descubro a veces mirándole con la boca abierta!!!!)

Nebroa dijo...

Ay Lenka... Tan bonito como lo cuentas, tan especial como lo expresas. No lo sé, no sé qué me traerán los días, pero al menos sé lo que no quiero que me traigan. Ya me lo he buscado yo misma muchas veces y no tengo más ganas de repetir historias. Ya no tengo ganas, ni fuerzas, ni quiero, ni deseo eso. Se acabaron esas historias. Ojalá.
Y lo otro, el otro cielo que describes que tan seguro crees que pisaré, ufff... sí, me gustaría, está claro... Ojalá pueda contártelo un día.

Lenka dijo...

Podrás. Porque gracias a esto de hoy, no volverás a irte detrás de un mindundi, sabrás ver lo que no te gusta y decir "no". Y entonces podrás distinguir a los que sí valen la pena, a los que sí encajan con lo que quieres. No es magia, ni suerte, es que aprendes a ver, a distinguir. Y entonces eliges lo bueno.

Cuando yo conocí a mi actual, no encajaba en mis anteriores chuminadas. O sea, te lo juro, no era el tipo de tío que me chiflaba antes, no era perroflauta atormentado, ni gafapasta con encantadores traumas, ni Peter Pan imprevisible, ni poeta maldito. No era el clásico tarado mental que tanto me motivaba (aquí, la Wendy cuida niños). Así que lo tuve claro. Por fin. Un HOMBRE. Normal. Claro. Sincero. Con defectos y virtudes. Sin taras ni complejos ni gilipolleces que remendar. No un reto, no, simplemente una PERSONA normal. Justo. Sin movidas ni profundidades insondables. Pa insondable y rara me basto yo, gracias. Un HOMBRE! Ole. Me lo pido.

Nebroa dijo...

jajaj lenka, eres la voz de mi mente! Me encantan los títulos que les pones a los sacos de hombres por los que parece que ambas nos decantábamos (o en mi caso aun en presente!) Lo de perroflauta me ha molado! jajaja Y me gusta el término que utilizó Anónimo N el otro día: 'pijopera'! ajjaja
Vale, se acabó de pijosperas, perrosflautas, músicos con mayas de peter pan! Ya no quiero ser Teresa de Calcuta, rescatando del infierno a los que luego me llevaban a él!
Lo de 'persona normal', también me ha llegado, sin nada que remendar, ni cuidar, ni arreglar, sólo compartir lo que hay... suena precioso...