viernes, 16 de abril de 2010

Algo de desequilibrio y primer descenso después de palpar con los dedos la cima. Buenas vibraciones, respiro a la vez que lo hace la vida, mantengo mis emociones en el desván de la memoria, salen, gritan y yo las mantengo. El abismo ha durado 15 minutos, no le he dejado que coma el terreno que con tanto empeño voy llenando de verde (gracias a) Dos cosas bonitas. Tres si yo lo decido. Y hasta 6 si miro mejor. Déjalo en 5 si quieres, la realidad es que han existido. Y yo he podido verlas y sentirme en calma por dentro. Tengo amigos, tengo palabras, tengo abrazos, besos y muchas risas. A ti no te tengo pero ahora mismo no quiero lo que eres. Persigo un sueño que se hace realidad en breves segundos, la q de quique con la g de gonzalez me pone sonrisas de adolescente en la solapa, en las pestañas y en las ganas (gracias eva)... Sigo creyendo en mí, en ti y en todas las posibilidades que tenemos de crecer... Que somos grandes por dentro y que nunca deberíamos quedarnos estancados en aquello que nos hace llorar...

4 comentarios:

silvo dijo...

ERstancados nunca y menos en lo que nos hace daño, un besote y buen finde Nebroa

Mon dijo...

Me encanta tu última frase. Vamos a hacer todo lo posible por disfrutar lo que tenemos, y nunca, nunca quedarnos estancados!!!.
Bsos.

Nebroa dijo...

Es que uno puede quedarse quiero si está disfrutando del paisaje, pero quedarse en el mismo lugar cuando sufrimos, cuando lloramos... es de, no sé, de cierto estatus del que huyo ahora. Sigamos!

Lenka dijo...

Sigamos, siempre!