lunes, 19 de abril de 2010

Afluentes

No, no miro más allá de 5 días, 7 tal vez? Estoy envuelta en el ahora mismo, sin alcanzar a planear nada. No encuentro las ganas de inventar una vida futura, no pasa nada, lo sé, sólo tenemos el presente, y debería bastar. Pero claro, si no tienes una vida inventada para el mañana, cómo me dirigiré a ella? Y si no he de dirigirme a ningún sitio, entonces, es todo tan sencillo? Porque a mí por cómo he sido a lo largo de los años se me antoja por ahí enmedio algo de 'vacío', como de 'coño! qué hago? qué planeo? hacia dónde voy? sólo consiste en esperar que la vida fluya y te traiga cosas, regalos, sorpresas?...
Pero no estoy mal. Esa es la noticia. Y esa es la buena nueva. Es un recién estrenado papel que supongo irá moviéndose con los días. Yo sigo aquí, pensando en mí. Sólo que hoy, por ejemplo, me ha asomado la idea a la ventana mental acerca de 'tendré que buscar trabajo en serio para hacer esas cosas que quiero hacer, como irme de nuevo a una casa de alquiler, viajar eventualmente...' Pero es que no me apetece pensar en eso, francamente. Sigo dejándome llevar. No sé dónde irá este río, pero de momento me sigo bañando en él...

3 comentarios:

Lenka dijo...

No tienes por qué pensar ni decidir ahora mismo. Recuerda que estás "en obras". Terminando casi, pero en obras. No hay ninguna prisa, ni la menor necesidad de llenarte de planes todavía. No te estreses ni te agobies. De momento disfruta del ahora y de las aguas de ese río. Cualquier día te despertarás con una idea o con ganas de algo concreto y entonces será el momento de ir a por ello, de decidir por dónde quieres tirar. Pero eso llegará solo. Sin prisas.

Jose dijo...

Saludos Nebroa.

¿Has mirado en el plano si ese río tiene pantanos (no necesariamente inaugurados en el antiguo régimen) donde puedas correr el peligro de quedarte como una sirena varada?

La independencia es maravillosa, tanto que procuramos perderla a las primeras de cambio y luego nos quejamos por haberla perdido. Así de raros somos.

Por mucho que quieras vivir el presente, es necesario tener un "plan B" a largo plazo y suficientemente flexible para que se pueda adaptar a las cambiantes circunstancias de la vida.

Por mucho de digan que hay crisis, trabajo no falta, siempre que estés dispuesta a rebajar tus espectativas económicas, a perder parte de tus derechos laborales, etcétera. Cuando el cuerpo te lo pida, te pondrás a trabajar de nuevo, nos lo contarás y volveremos a ver fotos de esos viajes por el mundo mundial.

Se me olvidaba una cosa: Asturias también existe ;-).

Besos.

Jose.

Lenka dijo...

Y tanto que existe!!!! ;)